¿QUÉ ES EL “INTERNET DE LAS COSAS”?

  • ¿Se imagina que su refrigerador le diga cuándo caduca un producto?

Un día de verano Fernando se levantó muy temprano como todos los días, limpio sus dientes y su cepillo le alerto de tenia varias caries concertándole una cita con su dentista de cabecera, poco después, salió a correr, al cabo de muchas vueltas a la manzana observo sus zapatillas; y estas le indicaban cuantas calorías había eliminado y le mostraba una estadística de cuanto es lo que había corrido durante toda la semana. Suena a ciencia ficción ¿no?.

Estas maravillas tecnológicas no están tan lejos de la realidad ya que son las posibles aplicaciones de lo que se conoce como el “Internet de las cosas” o “Internet de los objetos” (IoT por sus siglas en ingles Internet of Things),
Se trata una revolución en las relaciones entre los objetos y las personas, incluso entre los objetos directamente, que se conectaran entre ellos, todos enlazados en una gran red que ofrecerá datos a tiempo real . O dicho de otro modo, se acerca la digitalización del mundo físico.

Para entender cómo funciona el Internet de las cosas debemos también comprender que sus fundamentos no son en lo absoluto nuevos.

Desde hace unos 30 años se viene trabajando con la idea de hacer un poco más interactivos todos los objetos de uso cotidiano.

Ideas como el hogar inteligente, también conocido como la casa del mañana, han evolucionado antes de que nos demos cuenta en el hogar conectado para entrar al Internet de las cosas.

¿Cómo es esto posible?

Gracias al sistema RFID (siglas de radio frequency identification, es decir, identificación por radiofrecuencia), bastará con integrar un chip de pocos milímetros en cualquier objeto del hogar, del trabajo o de la ciudad para poder procesar y transmitir información a partir de él constantemente.

Se calcula que en 2020, entre 22.000 y 50.000 millones de dispositivos se conectarán a Internet con el fin de proporcionar a los ciudadanos una serie de servicios y aplicaciones inteligentes. El Internet de las cosas potencia objetos que se conectaban localmente, permitiéndoles comunicarse globalmente mediante el uso de la red de redes. Interesante.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *