CARBOHIDRATOS: ¿COMER O NO COMER?

Se acerca el verano y muchas personas optan por hacer un alto en sus costumbres alimenticias y optan por someterse a rígidas dietas con tal de estar “presentables”. Es muy común, escuchar consejos de toda índole para estos menesteres y una de ellas se refiere a eliminar de plano la ingesta de carbohidratos. ¿Es saludable eliminarlos así de pronto? ¿Qué tan cierto es esto?

Como bien señalan los especialistas de la reconocida Clínica Mayo, los carbohidratos no son malos para nuestro organismo aunque sí precisa que algunos pueden ser más saludables que otros.

Sucede que los carbohidratos suelen tener mala reputación por cuanto se les responsabiliza del incremento de peso. No obstante, cabe subrayar que, en primer lugar, no todos son malos y además son vitales para nuestra salud por sus innumerables beneficios.

Comencemos por señalar que aproximadamente el 50% de la energía diaria de nuestro organismo debería provenir de los carbohidratos, por consecuencia se concluye que este tipo de macro nutrientes son, en definitiva, la fuente más importante de nuestra dieta. ¿Por qué?

La razón es muy sencilla. El cerebro y las células nerviosas dependen de un suministro de glucosa (nuestro organismo convierte estos hidratos de carbono en glucosa en la sangre) para poder cumplir adecuadamente sus funciones. El resultado es que ayudan a nuestro cuerpo a afrontar los entrenamientos, las largas jornadas laborales, de estudio, etc.

Es importante saber que para poder mantener un nivel suficiente de energía a lo largo del día, sobre todo para aquellos que tienen días de alta intensidad física o de entrenamiento deportivo, es recomendable consumir alimentos con carbohidratos de absorción lenta. ¿Cuáles son? Pues tenemos los productos integrales, la avena, legumbres, entre otros.

Aquí es importante señalar que si lo que se busca es una fuente de energía antes o después de entrenar, sobre todo aquellas sesiones largas, lo mejor es tomar carbohidratos de asimilación rápida como las frutas y las mismas papas, por ejemplo.

Por otro lado, según estudios realizados en la Universidad de Minnesota, las dietas ricas en fibra están relacionadas con un bajo peso corporal, pero siguiendo una dieta sin carbohidratos difícilmente podrás obtener los 30 gramos de fibra que se necesitan al día.

Los alimentos con un alto contenido de carbohidratos, como los panes integrales o la pasta, son una fuente excelente de vitaminas B, que son muy importantes para regular el modo en que el cuerpo metaboliza los carbohidratos, la proteína y la grasa. También son fundamentales para la formación de glóbulos rojos.

Es importante recordar que uno siempre debe consultar con su médico para que éste especialista sea quien le indique la ingesta apropiada que debe hacer.

Finalmente recuerde que la mayoría de los carbohidratos se encuentran en la naturaleza, en alimentos de origen vegetal. Veamos una rápida lista de fuentes de carbohidratos naturales:

  • Frutas
  • Vegetales
  • Leche
  • Nueces
  • Cereales
  • Semillas
  • Legumbres

 

 

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *