ECUADOR AL ROJO VIVO

En las últimas semanas no sólo el Perú vive una delicada crisis política ad portas de terminar el presente año. Ayer, en Ecuador, el presidente Lenin Moreno decretó el estado de excepción en todo el territorio de nuestro vecino del norte. La medida, que recorta libertades ciudadanas, será aplicada por 60 días. Todo ello a raíz de violentas protestas y saqueos en varias ciudades como consecuencia de una huelga de transportistas en protesta por la eliminación de subsidios a los combustibles.

  • 300 detenidos tras disturbios y saqueos
  • Combustibles suben 130% tras eliminación de subsidios
  • Decretan estado de excepción por 60 días

Al amparo del régimen de excepción, además de restringirse algunas libertades, faculta a las autoridades tomar bienes públicos o privados “para restablecer la normalidad y el libre tránsito”. Asimismo, se ordena custodia adicional a las áreas estratégicas como refinerías, aeropuertos y plantas de generación de energía.

“Las medidas que tomamos en conjunto están en firme, no existe posibilidad de cambiar, principalmente las relacionadas con el subsidio que causa tanto daño al país que distorsionaba la economía”, sostuvo Moreno en una transmisión televisiva.

El mandatario ecuatoriano argumentó, de igual manera, que el subsidio “permitía que importantes recursos del erario nacional vayan a manos de quien no correspondía, personas pudientes o personas que traficaban con el combustible, causando serios problemas a la economía nacional”.

COMBUSTIBLE SUBIÓ 123%

El paro fue convocado por las federaciones de transporte ecuatoriano, en rechazo a la eliminación del subsidio estatal a las gasolinas extra y ecopaís, así como al diésel.

Los organizadores de la protesta expresaron su rechazo a lo que denominaron “paquetazo”, tras el anuncio y promulgación del Decreto Ejecutivo 883, el mismo que entró en vigencia el pasado miércoles.

Con la medida, las gasolinas extra y ecopaís pasaron de costar 1,85 doláres a 2,39 por galón; mientras, el diésel subió de 1,03 dólares a 2,29, un aumento del 123 %.

DISTURBIOS Y SAQUEOS

 Según reportes de la cadena Univisión, las protestas de los conductores del transporte público se cumplieron en avenidas y calles de las principales ciudades del país, donde los taxistas bloquearon importantes vías con sus vehículos, llantas quemadas y maderos y también agredieron con piedras y palos a otros transportistas que no acataron un llamado a paro, así como a policías que buscaban despejar las calles.

La situación de caos empeoró conforme avanzó el día al punto que en varias ciudades del país se tuvo que cancelar los vuelos locales dejando varados  cientos de pasajeros.

Una nutrida marcha de manifestantes intentó llegar a Palacio de Gobierno, desatándose fuertes enfrentamientos con la policía, en tanto en otras zonas del país, como Guayaquil, se desataron actos vandálicos, atacando negocios particulares con el consiguiente saqueo en distintos puntos de la ciudad. Esta situación no se registraba en el país norteño hace décadas según recordó ayer la prensa local.

MANO DURA

Tras su mensaje a la nación el presidente Moreno advirtió a través de los hombres de prensa “las personas que violen la ley definitivamente deberán ser detenidas” y agregó que “hemos agotado el mecanismo de diálogo” con los transportistas, a quienes acusó de buscar la desestabilización de su gobierno.

Agregó que la policía y las fuerzas armadas han controlado los focos de violencia, al tiempo de advertir que se actuará con todo el rigor de la ley.

Por los pronto, se informó que alrededor de 350 personas fueron detenidas durante la jornada de protesta, la mayoría de ellos de la ciudad costera de Guayaquil, donde hubo la mayor cantidad de saqueos, según informó la ministra del Interior, María Paulo Romo.

En efecto, se sabe que por lo menos 150 de los detenidos por actos vandálicos son los que participaron en actos vandálicos en la mencionada ciudad.

De otro lado, la Fiscalía General de Ecuador informó que en la madrugada del viernes, fueron detenidos dos líderes sindicales al sur del país: Mesías Vicuña, secretario general del Sindicato de Choferes del Azuay; y Manolo Solís, residente de la Cámara de Transporte de Cuenca.

El Ministerio de Defensa ha dispuesto la movilización de 24 mil efectivos militares y 5 mil reservistas para salvaguardar el orden en todo el territorio del país norteño.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *