CORREDOR MINERO EN EMERGENCIA

  • Dictan medida de excepción para vía Apurímac – Cusco – Arequipa.
  • Gobierno responde a toma de carretera por parte de comunidades.

La decisión de las comunidades del corredor minero del sur del país de bloquear las carreteras para impedir el tránsito de camiones cargados de cobre, fue la cereza en la torta que terminó por agotar la paciencia del gobierno.

Así, el país se levantó esta mañana con el Decreto Supremo N° 169-2019-PCM que declara en estado de emergencia por 30 días parte del corredor vial Apurímac – Cusco – Arequipa, incluyendo los quinientos metros adyacentes a cada lado de la vía.

La medida incluye los tramos comprendidos por los distritos de Ccapacmarca, Colquemarca, Chamaca y Velille de la provincia de Chumbivilcas (Cusco), estableciéndose que corresponderá a la  Policía Nacional del Perú mantener el control del orden interno, con el apoyo de las Fuerzas Armadas.

Además se dicta la suspensión del ejercicio de derechos constitucionales referidos a la inviolabilidad de domicilio y la libertad de reunión, establecidos por los en los incisos 9 y 12 del artículo 2° de la Constitución Política del Perú.

Como se sabe, dicho Decreto Supremo es motivado por la decisión de los pobladores de Cotabambas y Grau (en Apurímac) de llevar adelante una paralización indefinida contra el proyecto minero Las Bambas, al considerar que las operaciones del mismo será perjudicial para sus tierras.

Hace algunos días MMG Limited,  empresa minera responsable de Las Bambas, indicó que los pobladores de la comunidad de Cancahuani, exigen el pago de un derecho por uso de la carretera que pasa sobre sus predios, tan igual como lo solicitaron en su oportunidad otras poblaciones del lugar.

Los pobladores han denunciado también la existencia de presuntas irregularidades en las actas presentadas al Ministerio de Energía y Minas por MMG Limited, referidas a la segunda modificatoria del estudio de impacto ambiental.

 

RAZONES VERDADERAS

Sin embargo los problemas generados ahora en torno al proyecto minero Las Bambas no es aislado. Más bien, forma parte de una estrategia diseñada hace cinco años por líderes de algunos grupos de tendencia izquierdista, reiteró a Guik.pe  el periodista y especialista en temas mineros, Humberto Olaechea.

La corriente antiminera que pretende ganar no solo en el sur del país sino , ahora, también en el norte y centro, tiene como objetivo aglutinar fuerzas para que, en medio del caos, surjan las propuestas y el pensamiento izquierdista como el único capaz de solucionar las contradicciones sociales y así llegar al poder en los comicios de enero próximo y en las elecciones generales del 2021.

Según Olaechea, no fueron pura casualidad las constantes visitas que han venido efectuando desde hace años, tanto Gregorio Santos como Veronika Mendoza a varias comunidades ubicadas en el corredor minero del sur; ni su participación en eventos  partidarios de Arequipa, Apurímac y Cuzco entre otras regiones.

“Esta es una estrategia que siguen hace años los grupos de izquierda de todos los pelajes, ahora con los resucitados Etnocaceristas, e inclusive los traicionados de Humala. También están los del Frente Amplio, Nuevo Perú, Perú Libre  y otros más. Por encima de las discrepancias ideológicas, la unidad de estas agrupaciones es férrea en cuanto se trata de aprovechar algún conflicto, sobre todo de carácter minero para acrecentar las contradicciones y cuestionar el sistema económico y político”, reiteró. (Foto de portada y comuneros: Agencia de Noticias Andina)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *