SE PRENDIÓ LA MECHA EN BOLIVIA

Mientras los medios oficialistas venezolanos celebran la intención de fraude en las elecciones presidenciales de Bolivia y la mecha del caos chavista parece encontrar terreno propicio en otro país sudamericano, los resultados de los escrutinios presidenciales dan un nuevo vuelco. Los nuevos resultados acortan la distancia entre Morales y Mesa, en tanto sus simpatizantes se enfrentan en las calles.

  • Nuevamente se acorta distancia de votos con los cual habría segunda vuelta electoral en país altiplánico
  • Se desatan protestas por intención de fraude electoral
  • Destruyen monumento a Hugo Chávez inaugurado por presidente Evo Morales
  • Prensa chavista da como ganador a Morales

El portal del diario El Clarín informó un nuevo giro en la divulgación de los resultados de las elecciones presidenciales en Bolivia sumaban en la mañana de este martes más incertidumbre a la situación que vive ese país.

Según el conteo rápido, con el 95,63% de las actas escrutadas, Evo Morales obtenía el 46,4% de los votos contra el 37,07 de Carlos Mesa,

Con esta nueva proyección habría la posibilidad de ua segunda vuelta electoral, a diferencia de lo que se informó el domingo en la noche tras la jornada electoral en Bolivia.

En efecto, las cifras preliminares, con el 84% de los votos escrutados, daba ganador a Evo Morales, pero con una diferencia de apenas 7 puntos en relación a Mesa (45,28% contra 38,16%), que obligaba a una segunda vuelta, según las leyes bolivianas. Pero ese conteo se suspendió y Mesa salió a denunciar que el gobierno buscaba modificar las cifras.

PROSTESTAS

De inmediato se prendió la mecha y se registraron en varios lugares del país altiplánico protestas como consecuencia, según decían, de quererse implantar un fraude electoral tras los comicios del pasado domingo y acusan directamente al presidente Evo Morales.

La prensa boliviana reportó que un grupo de manifestantes opositores al mandatario boliviano, derribaron en la noche de este lunes una estatua del fallecido dictador venezolano Hugo Chávez en la localidad de Riberalta, pueblo de la Amazonía ubicado a 650 kilómetros al noreste de La Paz.

Según se informó los manifestantes ataron una soga al cuello del monumento, le cortaron los pies con sierras eléctricas y hasta machetazos. Luego tiraron hasta caer la figura inaugurada en el 2013 por Morales, tras lo cual algunos se animaron a subir sobre ella y enarbolar entre cánticos de protesta la bandera de Bolivia.

Esa fue la reacción de una multitud enfurecida luego que, inicialmente el Tribunal Superior Electoral de Bolivia reanudara en la noche del lunes la difusión de los datos del escrutinio, 24 horas después de su primer y único parte que anunciaba que habría balotaje.

En ese momento se anunció que con el 95,33% de las actas verificadas, Evo Morales amplía su ventaja llegando al 46,86% y Carlos Mesa se ubica segundo con 36,72%. El objetivo era obvio, obtener una ventaja de más de 10 puntos sobre su rival, el actual Presidente obtendría su re-reelección en primera vuelta.

MESA DENUNCIA FRAUDE

Las contradicciones en el escrutinio de los votos que pretendían favorecer al actual mandatario altiplánico hizo que la Misión de Observación Electoral de la OEA en Bolivia, denunció vía Twitter la interrupción de la transmisión de resultados preliminares de las elecciones en ese país y pidió que “el proceso de publicación de los datos del cómputo se desarrolle de manera fluida”.

Carlos Mesa, principal oponente de Evo Morales y candidato por Comunidad Ciudadana, habló sobre la denuncia de la OEA en Conclusiones: “Lo que ocurre en Bolivia es un fraude gigantesco para robar (evitar que se realice) la segunda vuelta”, para acto seguido advertir; “No vamos a reconocer los resultados de una elección que sea manejada de forma descaradamente fraudulenta”.

Sobre los hechos el portal de la BBC, da cuenta en su versión digital tras las elecciones en Bolivia, las calles se llenan de rabia e indignación por la desconfianza en los resultados de las elecciones presidenciales.

BBC reseñó que; la noche del lunes se abría paso mientras la presidenta del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE), María Eugenia Choque, presentaba los resultados preliminares que virtualmente convertían a Evo Morales en el ganador de las elecciones presidenciales en primera vuelta. Esto, de confirmarse, le asegura al mandatario boliviano mantener su cargo hasta 2025.

El portal precisa que el anuncio sucedió tras un parón de 24 horas en el recuento provisional oficial, lo que generó desconfianza en los resultados y duras críticas contra el TSE.

También lanzó a las calles a partidarios de los dos candidatos con mayores posibilidades: Evo Morales y Carlos Mesa, informó la BBC.

OTRA VEZ LA MANO CHAVISTA

El gobierno venezolano salió a apoyar el fraude en Bolivia, alentado por el controvertido lugarteniente del dictador Maduro. A través de los medios chavistas, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, declaró en una rueda de prensa el lunes: “Queremos saludar al pueblo de Bolivia por el resonante triunfo del gran jefe indio Evo Morales”.

El medio chavista Telesur agrega que el también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela llamó la atención que desde Estados Unidos (EE.UU.) se pretende armar una maniobra para restar valor a los comicios del domingo, luego de la derrota del candidato presidencial opositor Carlos Mesa.

Por ahí está Estados Unidos preocupadísima por lo que pasó en Bolivia. Que se preocupen por su democracia interna, por aclarar todos los rollos que tienen ahí y la investigación que le tienen al presidente Trump”,  sostuvo Cabello.

 

 

 

 

 

 

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *