PIDEN QUE PAPA SE PRONUNCIE POR ABUSOS EN NICARAGUA

  • Luis Gonzales Posada lo insta a protestar por encierro de sacerdote y feligreses.

En declaraciones a Guik.pe, el ex canciller Luis Gonzales Posada demandó al Papa Francisco que se pronuncie inmediatamente, sobre los atropellos cometidos por la policía nicaragüense en contra de un sacerdote y varios feligreses quienes han sido encerrados en la iglesia de San Miguel  ubicada en el pueblo de Masaya.

¿Más allá de la protesta, qué se puede hacer sobre Nicaragua?

-En principio, no callar, porque el silencio es indiferencia o complicidad. Comenzando por el Papa Francisco que debe protestar porque 100 policías enviados por el dictador Ortega han encerrado en una parroquia a un sacerdote y a numerosas familias católicas que se declararon en huelga de hambre demandando la libertad de 150 presos políticos.

¿Esa es la respuesta del gobierno de ortega para acallar las protestas?

– Así es. Han rodeado la parroquia y viviendas aledañas con policías, para que nadie pueda salir ni entrar, han cortado la luz y el agua y detenido a 13 activistas de derechos humanos porque les llevaron alimentos y medicinas.

Ahora los acusan de portar armas y de subversión. Y ante toda esta infamia, el Papa calla, cuando no solo debió protestar con vigor sino movilizar a la comunidad católica internacional y, a la vez, ha debido enviar un representante personal para exigir el cese de la represión.

¿A qué atribuye ese silencio?

– No lo sé, pero desilusiona, afecta esa indiferencia del más alto representante de la Iglesia; más a quienes somos católicos. Los organismos internacionales han denunciado reiteradamente al régimen de Nicaragua, pero no se produce ningún cambio.

La Comisión  Interamericana de Derechos Humanos de la OEA ha registrado 328 asesinatos, presos, torturados, prensa acosada y 88 mil personas que han huido a Costa Rica como hacen los venezolanos acosados por el chavismo. Pero ahí sigue Ortega, respaldado por Maduro, Evo, Lula, Correa, los cubanos, el Foro de São Paulo y ahora el Foro de Puebla, que ha incorporado a los nuevos gobiernos de México y Argentina. Esa es la fuerza de choque diplomática de las dictaduras. Tendrá temor el Papa en hacerles frente.

¿Qué puede hacer el Perú ante esta crisis?

– Por lo pronto nada impide que la Conferencia Episcopal diga su palabra, porque se trata de un condenable acto represivo contra un local religioso y también la Cancillería puede impulsar algunas acciones.

¿Cuáles?

– Primero, exigir al régimen de Ortega cancelar un préstamo pendiente de pago desde hace treinta años, que asciende a 50 millones de dólares. Movilizar al ahora inmóvil o apático Grupo de Lima y demandar una reunión de urgencia del Consejo Permanente de la OEA.

Iría más a fondo: romper relaciones diplomáticas que si bien es una medida extrema pero necesaria muchas veces. ¿Cómo podemos tener embajador en Managua, que significa un reconocimiento diplomático a un gobierno que avasalla los derechos humanos? ¿Ganamos algo al hacerlo? Diría que perdemos porque así se legitima una dictadura. (Fotos: agencias)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.