EL “CISNE VERDE” ALARMA A LOS ECONOMISTAS

Según un reciente informe elaborado por la BBC, tras la crisis económica del 2008, pocos advirtieron que se venía una nueva crisis cuyos efectos financieros pueden impactar seriamente las economías de muchos países.

  • Advierten 5 riesgos asociados al cambio climático
  • Actuales modelos predictivos no están preparados para esa posibilidad

La urgencia por tratar de anticiparse a la aparición de este tipo de eventos financieros viene creciendo en los últimos meses y es por esa razón que los economistas comenzaron a utilizar el concepto de “cisne negro” para referirse a los eventos raros que tienen un fuerte impacto negativo o catastrófico.

Cecilia Barria, refiere en el portal inglés, que la semana pasada, el Bank for International Settlements (BIS), conocido como “el banco de los bancos centrales”, con sede en Basel, Suiza, publicó el libro “El Cisne Verde”, una investigación hecha por Patrick Bolton, Morgan Despres, Luiz Pereira da Silva, Frédéric Samama y Romain Svartzma.

 Tomando la figura del cisne negro, los autores crearon la metáfora del cisne verde para referirse a una crisis financiera provocada por el cambio climático.

“Los cisnes verdes son eventos con un potencial extremadamente perturbador desde el punto de vista financiero”, advirtió a la BBC Luiz Pereira da Silva, director general adjunto del BIS y coautor del estudio.

 EFECTO CASCADA

 El experto explica que los fenómenos meteorológicos extremos, como los incendios en Australia o los huracanes en el Caribe han aumentado su frecuencia y magnitud, provocando grandes costos financieros.

Esos costos, asociados a recortes en la producción, alzas repentinas de precios o destrucción física de centros productivos, pueden tener un impacto directo tanto en el crecimiento económico de un país, como en la salud financiera de empresas e instituciones financieras.

Los efectos financieros y económicos del cambio climático ocupó un lugar destacado en el Foro Económico Mundial de Davos

Agrega que “si hay un efecto cascada en la economía, otros (sectores) también sufrirán pérdidas. Todo esto podría terminar en una crisis financiera“.

Pero eso no es todo. Y es que a ese escenario se suman otros riesgos que el experto llama “riesgos de transición”, los cuales son altamente peligrosos.

Para el caso, explica que estos ocurren cuando, por ejemplo, hay un cambio abrupto en las regulaciones, como podría ser una repentina prohibición para extraer combustibles fósiles.

O si se produce un cambio inesperado en la percepción del mercado y, por ejemplo, los dueños de ciertos activos financieros deciden deshacerse de ellos repentinamente.

En este caso, si produce un efecto cascada, el pánico contagia a otros inversores que terminan tirando activos a la basura.

Lo preocupante es que en los círculos financieros no hay una respuesta. Los autores del libro advierten que los modelos predictivos del pasado no están diseñados para responder a esta nueva amenaza climática.

El libro también plantea que las regulaciones actuales que le exigen a los bancos contar con niveles mínimos de capital acumulado para enfrentar crisis, no serían suficientes para mitigar los efectos de un cisne verde en el sistema financiero.

Larry Fink, director ejecutivo de BlackRock, el mayor fondo de administración de activos del mundo, advirtió a mediados de enero que el cambio climático está a punto de desencadenar una gran reforma.

“Estamos al borde de un cambio fundamental del sistema financiero”, escribió Fink en su carta anual a los accionistas. En ella explica que “el cambio climático se ha convertido en un factor determinante en las perspectivas a largo plazo de las empresas” y anticipa que tendrá lugar una importante reasignación de capital “antes de lo previsto”.

“El cambio climático es casi siempre el tema principal que los clientes de todo el mundo. Desde Europa a Australia, América del Sur a China, Florida a Oregón, los inversores preguntan cómo deberían modificar sus carteras de inversión”

5 RIESGOS

En el “Cisne Verde”, los autores identifican cinco tipos de riesgos asociados al cambio climático que pueden contribuir a que se produzca una crisis financiera.

  • Riesgo crediticio: el cambio climático puede inducir un deterioro en la capacidad de los deudores para pagar sus compromisos. Además, la posible depreciación de los activos utilizados como garantía de los préstamos, también puede contribuir a aumentar los riesgos crediticios.
  • Riesgo de mercados:si hay un cambio brusco en la percepción de rentabilidad de los inversores, pueden producirse ventas rápidas de activos (liquidaciones a precios bajos), lo que podría desencadenar una crisis financiera.
  • Riesgo de liquidez:el riesgo de liquidez también podría afectar a los bancos y a las instituciones financieras no bancarias. si no logran refinanciarse a corto plazo, algo que podría conducir a…
  • Riesgo operativo:se produce cuando, producto de un evento climático extremo, las oficinas, los sistemas informáticos o los centros de datos pueden verse afectados.
  • Riesgo de cobertura:en el sector de las aseguradoras, podría desencadenarse una cantidad de reclamos mayor a la esperada, poniendo en jaque a las empresas.

Finalmente, cabe subrayar que el tema de los efectos financieros y económicos del cambio climático ocupó un lugar destacado en el Foro Económico Mundial de Davos de este año, donde se reúne la élite empresarial y política del mundo.

 

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *