EDITORA PERÚ: GASTOS IRREGULARES EN JUEGOS PANAMERICANOS

Pagos por encima del tope establecido a profesionales contratados para los Juegos Panamericanos, rembolsos de dinero a un fotógrafo internacional pese a que éste corresponde a gastos que ya estaban incluidos en la prestación de servicios; y montos por hospedaje en un conocido hotel de Lima que han sido observados. Son 3 situaciones adversas  detectadas en la Empresa Peruana de Servicios Editoriales (Editora Perú) por el Órgano de Control Institucional de la misma entidad del Estado.

Tales hallazgos forman parte del informe de hito de Control N°020-2019-OC/0322-SCC emitido por el referido Órgano de Control Institucional el 22 de noviembre del año pasado, cuya copia fue entregada a Guik en calidad de exclusividad, y que se refieren específicamente a montos utilizados por la empresa para dicho evento deportivo los mismos que provienen de recursos públicos.

La investigación tiene como origen el convenio N° 004-GAJ-EP-2019 celebrado entre Editora Perú y el Proyecto Especial para la  preparación y desarrollo de los XVIII Juegos Panamericanos 2019, por el cual la referida empresa se compromete a realizar actividades de impresión, servicios, equipos y personal para la generación de contenidos y cobertura periodística (se entiende del evento deportivo).

Para ello el referido proyecto acordó transferir a Editora Perú un monto ascendente a 3 millones 717,136 soles. De acuerdo con las condiciones del convenio, el 30 de setiembre de 2019, el Proyecto Especial efectuó transferencias de recursos a favor de Editora Perú, por el importe total de S/ 2’973,570.90 pero aún falta abonar más de 743 mil soles.

SITUACIONES ADVERSAS

Es en medio de esta danza de cientos miles de soles que el Órgano de Control Institucional encuentra 3 situaciones adversas  generadas en torno a la ejecución del convenio N° 004-GAJ-EP-2019.

La primera de ellas se refiere a la contratación de profesionales para la prestación de servicios en los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos 2019 “por montos superiores al monto máximo establecido en el Convenio”. En buena cuenta se advierte que existe el riesgo que S/229,508.54 ejecutados no sean, finalmente, reconocidos por el Proyecto Especial.

El personal contratado por Editora Perú- según convenio- fue para cubrir el rubro de “generación de contenidos para la prensa nacional e internacional acreditada al evento deportivo” por un importe total ascendente a 1’792,662 soles.

La observación del órgano de control se refiere a que pese a haberse contratado a un menor número de profesionales del que se había previsto, el importe total que se pagó superó el tope máximo establecido en el convenio.

“El caso más saltante se dio en la contratación del Gerente de Operaciones cuyo monto de contratación fue por S/173,012.00; y en el convenio el tope máximo era S/ 95,000. Es decir, la entidad efectuó una contratación excediendo aproximadamente S/ 78,000”, se indica en el informe.

CON RECURSOS DEL ESTADO

Por último, el Órgano de Control Institucional califica de situación adversa una liquidación de servicio de hospedaje emitida por la empresa J&A Pardo Hotel que incluye 10 días de alojamiento por 900 dólares del editor general de fotografía contratado para el evento, Roberto Andrés Candia Hidalgo, de nacionalidad chilena.  Ello en la medida que este gasto no corresponde al periodo de vigencia del contrato establecido con dicho funcionario, por lo que se pone en riesgo que se efectúen pagos irregularidades y se afecte recursos de la Entidad”, se indica.

El caso es así, en el contexto del Convenio N° 004-GAJ-EP-2019, Editora Perú contrató con el Pardo Hotel servicios de hospedaje para periodistas extranjeros por un importe de 117,465.60 dólares para la cobertura de los juegos,  según lo establece la orden de servicio número 600426 del 9 de julio de 2019.

Esta fue una decisión que para muchos periodistas deportivos entrevistados por Guik resulta extraña en la medida que dichos gastos debieron correr por cuenta de los medios periodísticos a los que pertenecen dichos periodistas.

Pero en fin, el informe de control precisa que en el contexto de dicha contratación se efectuó un pago adelantado de US$ 70,479 presentando el proveedor una liquidación final por US$ 115,910,40 por lo cual solicitaba el saldo pendiente superior a los 45,000 dólares.

Se precisa que en dicha liquidación, emitida con el visto bueno del director de medios periodísticos (El Peruano y la Agencia de Noticias Andina), se ha incluido 10 días de hospedaje para el señor Candia Hidalgo 5 de los cuales (del 7 al 11 de julio del año pasado) han sido computados pese a que él todavía no iniciaba su trabajo. Los otros 5 días son posteriores a su renuncia (del 15 al 19 de agosto)

 MÁS ANOMALÍAS

La otra situación adversa detectada, se refiere al caso de un fotógrafo extranjero en cuyo favor Editora Perú tramita el reembolso de 2,576.25 soles, pese a que este monto corresponde a gastos que estaban incluidos en la prestación del servicio.

¿Qué sucedió allí? Según  el informe del órgano de control,  el referido rembolso corresponde a la compra de accesorios fotográficos, alquiler de equipos de buceo y el pago del impuesto por el exceso de equipaje del fotógrafo acuático mexicano, Héctor Vivas Tames.

Sin embargo el Órgano de Control Institucional de Editora Perú es categórico al establecer que estos gastos deben ser asumidos por el citado fotógrafo “toda vez que la contratación del servicio incluía que el prestador debía proveer de equipo fotográfico digital, lentes y otros accesorios que permitan el cumplimiento del servicio contratado.”

Se indica, además, que el 30 de octubre último, el director de medios periodísticos solicitó la devolución de 2,077.83 soles a favor de Vivas Tames correspondientes al alquiler de un cilindro para buceo y la compra de cables, arnés y abrazaderas para equipos fotográficos. No obstante se advierte que según el convenio respectivo, él debía contar con todos estos implementos.

NOTA DE REDACCIÓN; Es importante señalar que para la elaboración del presente informe,Guik intentó infructuosamente comunicarse con la gerente general de Editora Perú, Patricia Zavaleta para que nos informara sobre las acciones que han adoptado frente al informe del órgano de Control In terno.

Inclusive conversamos con su secretaria Eveling Peñafiel, a quien le informamos sobre la denuncia que obra en nuestro poder pero nunca se nos respondió la llamada. Lo mismo sucedió con algunos miembros de Editora Perú a quienes llamamos. Mutismo total.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *