FLAMANTE MINISTRA SERÁ UNA PIEDRA EN EL ZAPATO

Como siempre la prensa oficialista minimiza las torpezas de su generosa administración gubernamental. La mayoría pasó por alto que el nombramiento de la nueva ministra de Energía y Minas, Susana Gladis Vilca Achata, probablemente tenga poco tiempo de vigencia pues estuvo comprometida en una denuncia por conflicto de intereses y minería ilegal en Puno.

  • Flamante ministra fue denunciada por conflicto de intereses
  • Cuando fue viceministra ocultó en su declaración jurada sus concesiones mineras.
Susana Vilca estuvo en el ojo de la tormenta de la minería ilegal en tiempos del humalismo

Ex parlamentaria nacionalista en el periodo 2006-2011, Vilca Achata es ingeniera graduada en la Universidad Nacional del Altiplano y fue vice ministra de Minas entre agosto del 2011 y enero del 2012. Es precisamente en noviembre del 2011 que saltó a la luz la denuncia de un presunto conflicto de intereses.

Lo paradójico es que esta mañana cuando le preguntaron al presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zevallos, respecto a las denuncias que tuvo la flamante titular de Energía y Minas, atinó a responder que si bien la flamante titular del Minem, Susana Vilca, presentó dos observaciones la última vez que estuvo ocupando un cargo en el ministerio, “tiene derecho a rehabilitarse”.

LA HISTORIA

Vilca, según relata el diario Correo de la época, tenía 17 petitorios de concesión minera, 8 de las cuales se encontraban en trámite precisamente en su despacho como viceministra.

Según publica en ese entonces el diario, la denuncia inicial fue planteada por el experto en temas de minería, Miguel Santillana, quien en comunicación con Correo se ratificó en la denuncia y pidió al ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, la destitución inmediata de Susana Vilca Achata. Indicó que la información que propaló es oficial y que se encuentra en el Ministerio de Energía y Minas y en el portal web de esta entidad.

Santillana dijo además que se ratificaba también en su denuncia “conflicto de intereses”, pues si bien algunas concesiones fueron solicitadas en el 2003, otras fueron tramitadas cuando Susana Vilca fue congresista de la República, y ocupaba el cargo de vicepresidenta de la Comisión de Energía y Minas del Congreso anterior.

“Ella puede decir que el resto no fue concesionada cuando fue autoridad, pero existen aquellas concesiones que en fecha 12 de mayo del 2011, cuando era miembro de la comisión de Minas, las pidió y eso es conflicto de intereses (…) y eso es información oficial, que está en el MEM”, señaló en esos días a Correo el especialista.

SANTILLANA. Destapó el conflicto de intereses en el 2011

Cabe indicar que las concesiones mineras de la viceministra Susana Vilca fueron corroboradas por un reporte que se encuentra en la página web del Ministerio de Energía y Minas, en el rubro Derechos Mineros y Unidades Económicas Administrativas (UEA). Sin embargo la ex parlamentaria por Puno, negó tales versiones por medio de un comunicado oficial de Energía y Minas.

SUS CONCESIONES

No obstante, allí se consigna, con nombres y apellidos, que la coordinadora del Partido Nacionalista en Puno, y actual “N°2” del Ministerio de Energía y Minas, es propietaria legal de 9 concesiones mineras y de 8 petitorios en trámite.

Cinco de estos petitorios en trámite están en Puno: “Cantera San Román”, “Balcón de Oro”, “Santa Juanita”, “Luzmeri Saydi” y “Aldair Dixon”. Dos se encuentran ubicadas en La Libertad: “Tula Amparo” y “Madai Lisbeth”. La última, “La Unión 2001”, queda en San Mateo (Lima).

Las concesiones de la viceministra de Minas “Gold 1”, “Los Tres Sobrinos II”, “Aurífera Aldimacolibrí 2003”, “Brandon Hv”, “La Quebradita”, “Luisia O A” y “VHL” se ubican en diversos distritos de Ayacucho, Puno, Lima, Áncash y Arequipa.

Santillana también advirtió que además se le imputa a la entonces viceministra Vilca la tenencia de concesiones informales, de acuerdo con denuncias públicas de militantes humalistas de Puno y Apurímac.

NO DECLARÓ CONCESIONES
La denuncia añade que en la declaración jurada de bienes y rentas que la viceministra presentó a la Contraloría General de la República al momento de asumir el cargo, en agosto pasado, no se consignó estas concesiones y derechos mineros, los cuales sí están en la base de datos del Ministerio de Energía y Minas.

El presunto ocultamiento de información en su hoja de vida revela “una intención dolosa” por parte de Susana Vilca, sentenció en esos días el congresista Luis Iberico, entonces miembro de la Comisión de Energía y Minas del Congreso.

Como anécdota, Iberico instó al Gobierno a actuar de inmediato, a no titubear, porque esto cuestiona “las banderas de lucha contra la corrupción con las cuales el presidente Humala entró a Palacio”. El resto de la historia ya la conocemos; todos los que llegaron a Palacio con las banderas de la anticorrupción terminaron envueltos en las telas de la corrupción.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *