“TERMINÓ FACTICAMENTE  LA CUARENTENA.”

Por: Juan Carlos Eguren (ex congresista)

En un país donde las autoridades no confían en la responsabilidad, civismo y disciplina de su pueblo, con razón, genera que la relación del gobernante con sus gobernados no sea transparente, clara y directa como debería ser.

Juan Carlos Eguren, ex congresista

El gobierno no se atrevió a seguir las recomendaciones de los que más saben, por formación técnica como los epidemiologos y los que lidian con la gente en el día a día, como los policías y militares; todos ellos recomendaron liberar algunas regiones, provincias y distritos, aplicar cercos epidemiológicos en  aquellos territorios de baja incidencia de contagios y riesgo de expansión.

Se optó por lo más fácil, aplicar las mismas reglas para todos, sin diferenciar las evidentes y diametralmente distintas diferencias. La crisis epidemiológica y sanitaria es radicalmente diferente entren Iquitos, La Libertad Lambayeque y

Tacna, Moquegua, Puno o Arequipa; como lo es en Lima, entre San juan de Lurigancho, Ate, El Agustino, Comas, Villa  El Salvador, La Victoria y San Juan de Miraflores versus Barranco, Miraflores, San Isidro, San Borja, Surco y La Molina.

Si a la fecha los principios de orden y autoridad se habían relajado con la ampliación de la cuarentena sencillamente pasarán a ser bromas de mal gusto, todos podrán circular bajo algún pretexto.

Sin lugar a dudas “siempre habrá un buen pretexto para salir de casa”: mercado, supermercado, panadería, delivery, hospital, clínica, posta medica, consultorios médicos, farmacia, bodega, grifo, peluqueria, lavandería, librería, al gasfitero, al electrisista, al carpintero, etc. Con cualquiera de estos pretextos, en una, los policías y militares quedarán en off side.

Si se hubiese hecho caso a los que saben, concentrando a las fuerzas del orden donde realmente se requería mantener la cuarentena estricta, se habría salvaguardado la credibilidad en la autoridad en resguardo de la población más vulnerable.

Pero no, se optó por lo fácil, “se levantó de facto la cuarentena” y se expondrá a la gente a más contagios con el agravante, que se perdió la autoridad de nuestros institutos castrenses; y la credibilidad del gobierno; la imaginación, ilusión los buenos deseos, alejados de la realidad no pueden ser el sustento de las políticas de gobierno. Grave Error.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *