DIEZ CANSECO: “NO PODEMOS HACERNOS LOS SUECOS”

por Francisco Diez-Canseco Távara

La expresiòn “hacerse el sueco” se suele definir como hacerse el desentendido o hacer oídos sordos de forma intencionada y, aunque tiene supuestamente varios orígenes, normalmente se asocia con los habitantes de Suecia, uno de los países nórdicos -cuna de los vikingos- debido a que, según algunos linguistas españoles, los marineros de ese país solían “hacerse los suecos” cuando llegaban a un puerto hispano para poder hacer de las suyas invocando su desconocimiento del castellano.

Elecciones 2016: Diez Canseco propone crear 'Consejo de Moral ...

una nación como la nuestra, con un estimado de 46 culturas y 44 lenguas, implica una multiplicidad de idiosincracias”

Pero hoy, contrario sensu, ojala pudiéramos hacernos realmente los suecos en la lucha contra el Covid 19: la política de inmunización colectiva que viene siguiendo el gobierno de ese país lo ha colocado en posición de liderazgo con una arriesgada estrategia que no comparte ningún otro país del mundo y que, aún cuando arroja cifras más elevadas de contagio y de mortandad que naciones próximas como Noruega, Finlandia y Dinamarca, recién podrán evaluarse sus resultados con mirada retrospectiva una vez que se supere esta terrible coyuntura.

Pero Suecia tiene sus muy especiales características que, en todo caso, comparte en mayor medida con los otros países nórdicos -por lo cual vale la comparación directa-: la población tiene un fuerte grado de confianza entre ella misma y un Estado  que los protege desde que nacen hasta que mueren, aún cuando se financia con una alta carga impositiva. Por eso, las medidas de separación social han caminado por recomendación del gobierno, sin imposiciones restrictivas y por eso muchos expertos estiman que al final el balance va a ser positivo.

¿Puede aplicarse la política sueca de “herd
Inmunity”
o inmunidad colectiva en países como el Perú?
Dificilmente, por nuestras propias características. Para comenzar una nación como la nuestra, con un estimado de 46 culturas y 44 lenguas, implica una multiplicidad de idiosincracias y comportamientos colectivos como lo han demostrado las colas para comprar chelas en Piura y el autoaislamiento de las comunidades andinas.

Y eso es lo que debe entender el gobierno, conjuntamente con la imperiosa necesidad de hacer el seguimiento de los casos para aislar a los infectados para que la cuarentena tenga realmente efectos positivos.

Porque, lamentablemente, no podemos hacernos los suecos y si debemos reafirmarnos en nuestras milenarias culturas que están dando el ejemplo en los Andes de nuestra Patria.

(*) Presidente de Perú Nación
    Presidente del Consejo por la Paz

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.