PERÚ ES EL PAÍS QUE MENOS INVIRTIÓ EN SALUD

A pesar del auge económico en las últimas décadas, el Perú no se preocupó en el sistema de Salud, como tampoco lo hizo en Educación o infraestructura. El crecimiento económico peruano en promedio estuvo en el orden del 4,9%, muy superior a la gran mayoría de los países latinoamericanos y, sin embargo, dejó pasar el tren del desarrollo y los gobernantes, en su mayoría, optaron por mantenerse en piloto automático.

Defensoria del Pueblo Peru

  • Pese a tener recursos, Perú es el que menos invirtió en Salud
  • Gasto público en Salud de países vecinos, como Bolivia o Paraguay, nos superan

 Estos años de bonanza, fundamentalmente impulsado por los altos precios en las materias primas internacionales, hizo que el país andino logre, por ejemplo, un crecimiento de anual del 9% en el 2008. Como bien recordó recientemente la BBC; a Perú se le veía como una suerte de “rising star”; una estrella emergente en este lado del mundo.

No cabe duda que las exportaciones mineras fueron el gran motor del crecimiento peruano. Sin embargo, dicha actividad fue satanizada por muchos con la finalidad de ganar réditos políticos en la población.

Sin embargo, y a pesar que desde el 2014, cuando el impulso minero perdió fuerza y el precio de los commodities afectó a toda la región, la economía peruana bajó su ritmo de crecimiento pero, aun así, mantenía su expectativa frente al resto de países latinoamericanos.

De ahí que, por ejemplo, el país se encontraba en una situación ventajosa cuando con motivo de la pandemia que azota el planeta le permitió anunciar el mayor paquete de estímulo fiscal de toda la región.

¿QUÉ PASÓ?

La gestión de los hospitales y el reparto de los bonos en medio de ...

La poca capacidad de gestión también sirvió de caldo de cultivo para el virus 

Siendo así el escenario económico, la pregunta es qué ocurrió para que la pandemia del Covid 19 golpee tan duramente al Perú. Lamentablemente, en la otra cara de la moneda, el país no contó con una case dirigente con visión de futuro y tal es así que, por ejemplo, resulta que el gasto público en Salud estimado por la Organización Mundial de la Salud, apenas llegó al 3,2% en el 2017 y hoy muestra uno de los más bajos de la región.

No le falta razón a Joaquín Rey, un investigador consultado para una entrevista a un medio internacional, cuando señala que a pesar que el país tiene una amplia capacidad de endeudamiento como para enfrentar esta emergencia, “no se puede remontar el descuido de décadas en pocas semanas”.

Esto último agregado a la informalidad peruana, donde tres de cada cuatro trabajadores están en el mundo informal, y a que gran parte de la población no tiene servicio de agua potable, han sido los mejores aliados del coronavirus para que, a la fecha, haya más de 170 mil contagios, cerca de 5 mil muertes.

Pero, lo más irónico es que Perú no tenía problemas de recursos. De manera que a lo señalado en el párrafo anterior si a esto le sumamos la poca capacidad de gestión, la ineficiencia del aparato estatal y la inveterada corrupción, el virus encontró la tormenta perfecta para hacer de las suyas.

MALA NOTA

Bolivia confirma dos casos de coronavirus importados de Italia

Bolivia y Paraguay invierten más que Perú: 4,4%

Por consiguiente, basta comparar el gasto público peruano en Salud respecto a sus pares de la región observamos que el Perú se encuentra en el puesto 14 con apenas 3,2%, frente a países como Bolivia 4,4%; Paraguay 4,2%; o Argentina y Chile con 4,9%.

El caso de Costa Rica, por ejemplo, es significativo. Los costarricenses apostaron por un gasto público en Salud del 6,2% de su PBI y el resultado es claro; apenas 1,084 contagiados y 10 muertes por el coronavirus.

Coronavirus Latinoamerica: Tres razones por las cuales Uruguay es ...

Uruguay apuesta por el 6,4% de su PBI. El resultado: apenas 824 contagios y 23 muertes

Pero eso no es todo. Uruguay es visto por la prensa mundial como uno de los países que viene encarando la pandemia con mayor éxito que sus pares en la región y el mundo. ¿La razón? Destina el 6.4% de su PBI al gasto público en Salud y de ahí que a la fecha sólo hay en la tierra oriental 824 infectados y 23 fallecidos.

Otros países del primer mundo ven el tema sanitario como vital para su gente como es el caso de Suecia y Japón 9,2% de sus respectivos PBI, Noruega 8,9%, Alemania y Francia 8,7%.

En suma, si hablamos de promedios mundiales resulta que es 5,9%; en tanto a nivel de América Latina es 4,2% del PBI. Como comprenderá el 3,2% de Perú, no sólo esta distante del promedio, sino que a pesar de mostrar mejores cifras a nivel macroeconómico, nuestros gobernantes apostaron por el populismo y la demagogia; viejo truco para ocultar la incapacidad para gestionar el aparato estatal y dilecta aliada de la corrupción.

Las reformas, tanto en el sector Salud, Educación u otras de imperiosa necesidad para el desarrollo demandan visión de futuro, decisión, capacidad de gestión y también, por cierto, un alto costo político para las expectativas de muchos improvisados de nuestra escena contemporánea. Téngalo en cuenta.

 

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *