NITA NOS HABLA DEL MINDFULNESS: DISCIPLINA BÁSICA DE LA ATENCIÓN MEDITATIVA

Por Nita Gutiérrez

@holisticmindfullady

Mediante la meditación logramos desarrollar la empatía, la ecuanimidad, la humildad y la compasión

Mindfulness o la atención plena, es una forma de meditación; es la disciplina más básica de la atención meditativa, y comienza con el uso de la respiración consciente para re-conectarte con tu cuerpo que respira.

Cuando Mindfulness pasa del cojín de meditación a la vida real, la práctica se vuelve relacional.  Las personas con sus virtudes, sus defectos y sus ne­cesidades no nos distraen de la práctica, al contrario, son la campanita de atención plena que nos despierta de estar aburridos, distraídos y ensimismados en nuestras propias “cosas” o preocupaciones.

Practicar Mindfulness en el mat de yoga o el cojín de meditación es el primer paso; pero es en la relación con los demás donde nuestra prác­tica se hace real.  La meditación sirve para desarrollar la compasión, la empatía, la ecuanimidad, la humildad; y gestionar dificultades como el estrés, la ansiedad, los pensamientos recurrentes y obsesivos.

En cuanto al término Mindfulness se puede traducir al español, como “atención plena” o “conciencia plena”, pero al dirigirnos al concepto en sí, se mantiene el término anglosajón acuñado por primera vez por el profesor Jon Kabat-Zinn.

Se pueden encontrar diversas y variadas definiciones sobre el concepto de Mindfulness, ya que son muchos los estudiosos que se han interesado por este tema. A continuación, comparto tres definiciones de la palabra Mindfulness.

  1. Es la tendencia a ser consciente de las propias experiencias internas en un contexto de aceptación de esas experiencias sin juzgarlas”. Cardiaccioto
  2. Mindfulness es la conciencia momento a momento”, Germer
  3. “Mindfulness es mantener la atención de una forma en concreto, es decir, con intención, en el presente y sin instaurar juicios de valor”, Kabat-Zinn

Como se podrá observar, la mayoría de los autores se centra y tienen en común la observación del presente, del aquí y del ahora.  Para empezar, llevamos de manera intencionada la atención a la observación de la respiración.   A través de la atención plena o Mindfulness comenzaremos a respirar conscientemente para reconectar con el cuerpo que respira.

Inhalo. Me doy cuenta de que estoy inhalando

Exhalo. Me doy cuenta de que estoy exhalando

Haz unas cuantas respiraciones profundas y plenamente conscientes, créeme, el efecto puede ser realmente impresionante.

Practica respirar conscientemente entre 3 y 5 minutos al día.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *