MINDFULNESS: UN VIAJE QUE FOMENTA EL REDESCUBRIMIENTO

Por; Nita Gutiérrez

@holisticmindfullady

 

 

Considero que el viaje interior y exterior es una gran inversión y terapia, ya que nos permite librarnos de prejuicios, desarrollar habilidades internas, vencer nuestros miedos e inseguridades y exponernos a situaciones que nos van a proporcionar grandes aprendizajes.

Hoy vamos a conversar del viaje hacia el interior.  Este viaje es maravilloso y difícil emprenderlo cuando andamos dispersos, confundidos, en piloto automático o dejándonos llevar por el trajín de la vida diaria.  En ese estado mental, podemos experimentarnos atraídos en diferentes direcciones y precisamente en esos momentos es cuando comenzamos a experimentar el estrés psicológico y el sentimiento de estar en un bucle del cual nos cuesta salir.

Con el tiempo, el estrés permanente puede dar lugar a padecimientos y enfermedades, ya que nuestra salud mental, emocional y física pierde el equilibrio. La meditación nos ayuda a reconocer ese hecho desde un ángulo de paz.

Cuando uno empieza a meditar lo hace por razones diversas y todas son válidas. Aquí les comparto algunas:

  • “He experimentado dificultad, desafíos en mi vida y busco poder ayudarme”
  • “Deseo poder relajarme”
  • “Tengo el deseo de profundizar en mi comprensión de mi mismo”
  • “No duermo bien”
  • “Deseo experimentar el sentimiento de bienestar y contentamiento que otros han encontrado con la meditación”

Como vas a pasar toda tu vida contigo me parece una buena inversión dedicar un tiempo para la meditación,  el silencio y la reflexión tranquila para conocerte mejor y sentirte bien contigo mismo.

En este viaje, la capacidad de descubrir por qué actuamos, sentimos o pensamos de una determinada manera; aprender a liberar nuestros corazones de hábitos reactivos y repetitivos; y abrirnos a todo nuestro ser, se convierte con el tiempo en un gusto adquirido por el bienestar, el crecimiento y el cambio.

Si bien el tiempo que dediquemos a la práctica meditativa dependerá de la perseverancia y la confianza del practicante, la meditación es un proceso orgánico. En mi experiencia, he visto que algunos van lento, pero son más constantes; mientras que otros tiran la toalla pronto por ir rápido y tener demasiadas expectativas.

¿Cuál es tu razón para meditar?

¿Qué buscas en esta conexión?

La meditación abre un espacio para la comprensión y el cambio a lo largo de la vida cotidiana, y está al alcance de todos.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *