BBC: PERÚ ENTRE LOS MEJORES PREPARADOS PARA ENFRENTAR EL TSUNAMI ECONÓMICO

Un informe elaborado por la BBC, ubica al Perú entre los países mejores preparados para enfrentar el “tsunami económico” que amenaza América Latina, en el marco de la mayor crisis económica de las últimas décadas, que está en pleno desarrollo, con un desempleo regional que supera el 13% y que en la práctica significa que 41 millones de personas han perdido su trabajo.

 

Centro Financiero San Isidro, Lima, Peru - ADI PERÚ

Perú podría recuperar su nivel de crecimiento, previo a la pandemia, hacia fines de 2022

El centro de estudios The Economist Intelligence Unit (EIU), anticipa que entre los países que podrían recuperar su nivel de crecimiento previo a la pandemia hacia fines de 2022 está Perú, entre otros de la región

En el informe, elaborado por Cecilia Barría,  economistas consultados por BBC Mundo plantean que es necesario considerar muchas variables, como por ejemplo, las cifras macroeconómicas de un país, el nivel de deuda, las redes de protección social, el desempleo, la pobreza, la capacidad productiva de las empresas o el nivel de gasto fiscal, entre muchas otras.

Anotan, que sin duda dependerá del nivel de ingresos, pero también de cómo estaban antes de que llegara la pandemia, qué tan duro golpeó, cómo ha sido su capacidad de reacción y qué tan expuesto está a los golpes externos.

Y lo que muchos anticipan es que, cuando pase el momento crítico de contagios, habrá más espacio para que -en medio de la crisis económica- aumente la inestabilidad social y política.

Es decir, el tsunami económico, vendría acompañado de otros efectos que marcarán el destino de los países de la región.

¿Quiénes podrían recuperar antes su nivel de crecimiento?

Aunque el crecimiento de la economía es solo una de las variables que muestra la fortaleza de un país para hacer frente a una crisis, es uno de los criterios más utilizados por los economistas para comparar el desempeño de los países.

El centro de estudios The Economist Intelligence Unit (EIU), anticipa que los países que podrían recuperar su nivel de crecimiento previo a la pandemia hacia fines de 2022 son: Colombia, Chile, Perú, Paraguay, Uruguay, República Dominicana, Costa Rica y Panamá.

El resto tendrá que esperar hasta el 2023, 2024 y 2025, incluyendo a las tres economías más grandes de la región: Brasil, México y Argentina.

Pobladores en Paraguay

Las economías más grandes de la región, Brasil, México y Argentina, tendrán recuperaciones más lentas.

“Hay algunos factores clave que determinarán la recuperación de los países a largo plazo”, le dijo a BBC Mundo Abhijit Surya, economista especializado en América Latina del EIU.

Entre ellos están los fundamentos macroeconómicos de cada país, el endeudamiento de los sectores público y privado, la calidad del entorno interno para hacer negocios y la exposición de los países a los choques externos.

Con esos y otros elementos en mente, el equipo hizo una estimación de cuánto puede demorar la recuperación económica, en términos de crecimiento del PIB.

Como puntos débiles en la región, Surya menciona la extrema dependencia de las exportaciones de materias primas, la “gran economía informal”, redes de seguridad social relativamente débiles y sobreendeudamiento fiscal.

¿Quiénes tienen las mejores municiones para enfrentar la batalla?

“Es muy difícil la pregunta que me estás haciendo”, dice Daniel Titelman, director de la División de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en diálogo con BBC Mundo.

Mujer hace comida en Chile

Colombia, Chile, Perú, Paraguay, Uruguay, República Dominicana, Costa Rica y Panamá son los países que recuperarán el nivel de crecimiento que tenían antes de la pandemia en 2022, según las proyecciones de EIU.

 

“No se puede hacer un ranking porque algunos países están más avanzados en algunas cosas y más atrasados en otras”.

El economista sugiere algunos criterios que pueden ayudar a evaluar qué países están mejor preparados que otros: capacidad fiscal, protección social y actividad productiva.

1. Mayor espalda fiscal

“Los países que tienen una espalda fiscal más grande, por supuesto que tienen más capacidad de expandir el gasto para proteger a la población”, explica Titelman.

Esa capacidad fiscal depende de cómo era la situación fiscal antes de entrar a la pandemia, su capacidad de emitir más deuda, y la capacidad que tiene para que el sistema financiero internacional le de acceso a recursos.

 “Al menos 10 países de la región han emitido deuda a través de la colocación de bonos en los mercados internacionales”, algo positivo que le ha permitido a los gobiernos contar con recursos para mitigar los efectos de la emergencia.

2. Mejores sistemas de protección social

Desde esta perspectiva, aquellos países con mejores sistemas de protección social también están mejor preparados para enfrentar el tsunami económico. Esto es fundamental, dice Titelman, porque al principio un país recupera su crecimiento económico, pero toma mucho más tiempo recuperar los indicadores sociales como la pobreza y el desempleo.

3. Mejor capacidad de proteger el tejido productivo

En la región la mayor parte del empleo proviene de las pequeñas y medianas empresas. Si los gobiernos no tienen la capacidad de apuntalar a estas firmas para evitar el cierre de negocios y el despido de más trabajadores, el país estará en serios aprietos.

Es por eso que un país mejor preparado utiliza los recursos fiscales para apoyar a las familias y a las empresas con el fin de reactivar la actividad económica y destinar los fondos a aquellas áreas donde las necesidades son más apremiantes durante la emergencia, como el gasto en salud.

Artículo completo en https://www.bbc.com/mundo/noticias-53452148

 

 

 

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *