¿MINISTRA EN SALMUERA?

A la titular de Economía le esperan jornadas muy complicadas en el Congreso de la República tras la aprobación de las interpelacioes. Para empezar, comenzará las faenas con el marcador en contra habida cuenta que, a pesar de contar con el apoyo incondicional y crematístico de los medios oficialistas, tiene sobre sus hombros la carga de las non santas contrataciones de la empresa de su padre con el Estado. Si se hubiese tratado de otro personaje, en cualquiera de los gobiernos anteriores, los mismos medios que hoy apañan esta situación habrían crucificado públicamente al funcionario de turno. Pero eso no es todo; los resultados de su gestión en el manejo de la pandemia han sido, valgan verdades, nada auspiciosos por decir lo menos.

La propia ministra María Antonieta Alva Luperdi, admitió que sólo 364 mil accedieron a préstamos de la estrategia ‘Arranca Perú’, a pesar que estas unidades productivas generan 13 millones de puestos de trabajo y representan algo más del 20% del PBI y, en forma global, constituyen el 97% de las empresas del país. De esa manera se viene asfixiando a las empresas que generan la mayoría de empleos.

El resultado, minimizado por los medios, es la estrepitosa caída de nuestra economía del 16,3% en marzo, 40,5% en abril, del 32,7% en mayo y 18% en junio. No en vano la semana pasada la prestigiosa agencia económica Bloomberg informó al mundo que Perú lideraba la crisis económica en todo el continente. Hablando claro, y sin tapujos, esta es la consecuencia de la sempiterna política mercantilista que muchos ignorantes confunden con liberalismo económico. Ahora bien, la pregunta es si los muchachones del Congreso le perdonarán la vida a María Antonieta.

 

¿Y LA CORRUPCIÓN?

En el 2019 se perdieron 23 mil 297 millones de soles por actos de corrupción

Cada vez que puede, el presidente Martín Vizcarra, como antaño lo hicieron Toledo y Humala, sale a calles y plazas con su cantaleta de que su Gobierno lucha contra la corrupción. No obstante, cabe señalar que como bien anota un reciente informe de la Contraloría General de la República, sólo en el año 2019 el Estado peruano perdió como consecuencia de ese flagelo nada menos que 23 mil 297 millones de soles. He aquí otro tema que la prensa vizcarrista suele minimizar.

Por si fuera poco, el propio Ejecutivo tiene mucho que explicar en cuanto a contrataciones de familiares de miembros del Gabinete ministerial con el Estado. Además del caso del padre de la ministra de Economía, del cual el Presidente no ha dicho una sola palabra,  ahí están pasando piola el caso de Elizabeth Barrios, hermana de la actual titular del Mincetur, quien facturó cerca de medio millón de soles con el Estado. Pero además, doña Elizabeth también es hermana de la fiscal suprema en ejercicio Elvia Barrios. Hay otros casos que también vienen siendo ocultados como el de la secretaria general de la Presidencia, Miriam Morales, quien también tiene ropa tendida por el caso del cantante Richard Swing, además de los extraños contratos de su otrora cuñada. Y pensar que Vizcarra, por una llamada telefónica inocua, despidió por twitter al ex ministro Salvador Heresi. Finalmente, es sumamente curioso la forma en que enterraron el caso de los amigos tenistas del mandatario.

 

NOMBRADOS

Para no romper con las incoherencias  la actual administración, nombró como viceministro de Gobernanza Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros a Paul César Vilca Apasi, a la sazón conocido activista antiminero. Vilca  se ha desempeñado como consultor de la ONG SER, una organización abiertamente caviar. De igual forma, y en categoría de premio consuelo, se nombró a Joel Campos en un alto cargo en la Presidencia del Consejo de Ministros. Campos fue, ni más ni menos, quien sustentó y justificó  el cierre del Congreso.

Mientras tanto, en el Ministerio del Interior ha sido designada como directora de la Dirección de Derechos Fundamentales de la Dirección General de Seguridad Democrática del Ministerio del Interior, María Alicia Solari, esposa del ex viceministro del Interior y actual presidente de Devida, Ismael Vargas, según denunciaron el pasado domingo en el programa Rey con Barba.

Al respecto José Barba subrayó que la señora Solari “es uruguaya y trabajó como asesora del investigado ex ministro del Interior, Carlos Morán. La funcionaria en cuestión también ejerció como directora de la Oficina Técnica Nacional del Minsa e integró la ONG OHS-Alternativa, que también es parte de las organizaciones caviares”.

La cereza del pastel, según denunciaron también en el citado programa, es que en el Ministerio del Interior se nominó como asesora a Mariella Noriega Alegría, quien tuvo que renunciar cuando ejercía como funcionaria del Lugar de la Memoria –LUM- al descubrirse que las guías tergiversaban la historia y las actividades de las bandas terroristas, calumniaban a las FF AA y hacían apología del terrorismo a favor de Sendero Luminoso y del genocida Abimael Guzmán.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *