MUJERES RURALES SON PROTAGONISTAS DEL DESARROLLO

Las mujeres del ámbito rural de la sierra y la selva que participan activamente en el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai de Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), son protagonistas en el desarrollo, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza en sus comunidades.

  • Destacan como dirigentes de núcleos ejecutores, yachachiq y líderes de sus propios emprendimientos.
  • El proyecto Noa Jayatai –Mujer para la selva contribuirá a revalorar su rol en la sociedad.

El rol protagónico de la mujer de las zonas rurales como presidentas o tesoreras de los núcleos ejecutores, yachachiq y también como lideresas de emprendimientos rurales inclusivos, reflejan el enfoque de género para la equidad de oportunidades promovidas desde el Estado, y que  se reconoce hoy 15 de octubre en el Día Internacional de la Mujer Rural, instituido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Manejan tecnologías productivas

Más de 90 mil mujeres de las zonas rurales hacen uso de tecnologías productivas con óptimos resultados: cultivos agroecológicos en biohuertos, crianza tecnificada de animales menores, manejo de sistemas de riego por aspersión y de abonos orgánicos, uso de cocinas mejoradas que reduce la contaminación al interior del hogar y optimiza el consumo de leña, entre otros.

La venta de hortalizas y otros productos, permite a las mujeres tener ingresos económicos, que reduce la presión de dependencia respecto a la pareja. Además, la mayor autonomía económica ha contribuido en su capacidad de elección y decisión sobre el desarrollo de sus familias, afianzando el rol productivo que desempeña dentro del hogar.

Lideran sus propios emprendimientos

La mujer del ámbito rural lidera su propio emprendimiento, venden los productos en las ferias locales y regionales, administran mejor el dinero que ingresa al hogar. Ello contribuye a la mejora de su autoestima y les brinda una nueva dimensión económica y social a sus vidas.

A nivel nacional, las mujeres participan en 11,407 negocios rurales del rubro agropecuario, agroindustrial y de servicios.

Los concursos de emprendimientos rurales inclusivos del proyecto Haku Wiñay son la oportunidad que esperan muchas mujeres para hacer realidad sus planes de negocios y conseguir la autonomía económica.

Estos negocios rurales representan el liderazgo, esfuerzo y creatividad de la mujer peruana, quien participa, gestiona y conduce emprendimientos rurales, mejorando notablemente la economía local y la calidad de vida de sus hogares.

Yachachiq mujeres brindan capacitación y asistencia técnica

Entre los años 2012 y 2020, un total 2 mil 734 mujeres se han desempeñado como yachachiq, talentos rurales que brindan capacitación y asistencia técnica a los hogares usuarios en zonas rurales de la sierra y selva.

Ellas, al igual que sus pares hombres, se levantan muy temprano, sorteando dificultades caminan largas distancias o a bordo de sus motocicletas hasta llegar a las comunidades, donde toman contacto con las familias usuarias del proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai para capacitarlas en sus actividades productivas.

La yachachiq mujer es una líder responsable de la trasmisión de conocimientos “de campesina a campesina” sobre el uso de las tecnologías productivas, participando permanentemente en procesos de fortalecimiento de capacidades que impulsa Foncodes.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *