¿LEEN EN PALACIO LOS INFORMES DE INTELIGENCIA?

El presidente de la República recibe cada día una nota de inteligencia sobre la situación del Perú. Guik.pe dialogó con un oficial (r) de esta arma que lo primero que se pregunta es si el jefe de Estado lee los informes que le permitirían adelantarse a situaciones que afectan la seguridad interna.

Fotos: Impactantes imágenes de las protestas en Lima | Segunda Marcha Nacional | nnda | nnni | PERU | CORREO

LOS ULTIMOS PRESIDENTES NO HAN SABIDO USAR LOS INFORMES DE INTELIGENCIA PARA TOMAR DECISIONES

A las seis de la mañana en punto, durante los 365 días del año, el presidente de la República recibe en su despacho una nota de inteligencia en la que le detallan con precisión la situación del país y las posibles amenazas en los frentes interno y externo.

Pero ¿Cuán importante son estos informes para un jefe de Estado, y si los lee o no? Esta es una pregunta siempre presente entre los analistas de inteligencia que hacen estos diagnósticos que lo que puede ocurrir, por ejemplo, en el plano social o en temas que competen a la seguridad del Estado y del país.

En estos informes se explica “con precisión” la temperatura y el pulso del país tanto social, política como económicamente, y no necesariamente son militares los que los elaboran, sino equipos altamente especializados de psicólogos, sociólogos, médicos, psiquiatras, antropólogos, historiadores, estudiosos de diversas disciplinas, y también periodistas.

Claro, es un trabajo catalogado de “reservado”, “secreto” o, como en el lenguaje de las películas de James Bond las notas de inteligencia son “solo para los ojos de la persona a la que están dirigidas por ser muy sensible para los intereses nacionales”.

Guik.pe contactó con un exintegrante de un equipo de inteligencia para que aclare si el Gobierno sabía, gracias a esas notas, lo que iba a ocurrir en noviembre cuando estalló la crisis parlamentaria y política, con los resultados conocidos.

Crisis permanente

Los sucesos de noviembre –dice citando a uno de sus excolegas- nos mostraron que tenemos un Estado endeble y que en el país se ha ‘borrado’ el principio de autoridad, mostrando al mundo “que en el Perú nos  acostamos con un presidente y amanecemos con otro, incluyendo ministros y funcionarios del Estado”.

“La crisis política, sumada a la incapacidad del Gobierno para enfrentar la pandemia del Covid-19 gatillaron no solo la toma de carreteras en Ica y La Libertad, sino también las de las vías que conducen a las minas, aparte de dejarse sentir la actividad terrorista en el VRAEM”.

Los sucesos de noviembre nos mostraron que tenemos un Estado endeble y que en el país se ha ‘borrado’ el principio de autoridad,

La fuente, cuya identidad no puede ser revelada por motivos obvios, asegura que los más altos cargos del Estado y del Gobierno tenían y tienen información de lo que ocurrió y de lo que podría devenir (dentro de lo que se conoce como una inteligencia preventiva) especialmente ahora que “se caliente la campaña electoral y la situación se torna tensa y beligerante”.

Por otro lado, destacó que las autoridades –además- saben de la presencia del ISIS en el país (siglas del Estado Islámico, grupo terrorista islamista) que hace algún tiempo enroló en sus filas a varias personas en Apurímac, entre ellas a un docente conocido como ‘B. Kasán’.

En esos informes se señala con precisión que otros 40 individuos que residían en Puente Piedra y Huaycán viajaron a Siria antes de que esta organización fuera desarticulada militarmente.

A estos sujetos se les ha perdido el rastro “pero se cree que en la actualidad se encuentran en algún país del Medio Oriente donde son adoctrinados y entrenados militarmente.

“Un analista de inteligencia cree que los aliados naturales de un grupo de estas característica, fanático y dogmático, sería otra organización radical similar como Movadef que actúa bajo el llamado ‘pensamiento Gonzalo’ u otro grupo afín. Estamos avisados”, señala.

¿El presidente o sus asesores inmediatos habrán leído o tendrán conocimiento de esta información muy sensible y relevante para la seguridad del Estado Peruano?

La fuente lo duda porque, simplemente, son muy pocos los que se interesan por estas notas, como ocurrió con Pedro Pablo Kuczynski (que se las entregaba aun asesor de tercer nivel), Vizcarra, igual y ahora pasa lo mismo con Sagasti Hochhausler.

“Un agente operativo se juega la vida cuando acopia información para mantener la seguridad pública”, agrega al destacar la importante labor que cumplen aquellos que tienen la misión de infiltrarse en un grupo terrorista, como Sendero Luminoso o el Mrta, o en una banda criminal o de traficantes de drogas. ‘Allí  se juegan la vida en cada momento’”, exclama.

Pedro Pablo Kuczynski entregaba los informes aun asesor de tercer nivel

Fenómeno venezolano

“El fenómeno venezolano fue muy especial porque, a pesar de la alerta se permitió el ingreso indiscriminado de ciudadanos de ese país, que rebasaron los servicios públicos sin contar que entre ellos ingresaron peligrosas bandas de delincuentes y espías al servicio de Nicolás Maduro para establecer  contacto con cabecillas de los grupos prochavistas”.

Lamentablemente, la administración Kuczynski no se dio por enterado de la inmigración descontrolada, y ahora tenemos un grave problema social y el Estado peruano no tiene la capacidad de defenderse, o simplemente desde el Gobierno no se aplica la ley y no se impone el principio de autoridad.  

Información como esta es la que diariamente le llega al jefe de Estado mediante la Casa Militar o los edecanes presidenciales, y que le permitiría en todo caso tomar las decisiones más adecuadas de acuerdo a los intereses del país y de la seguridad ciudadana.

Recuerda que el Perú tal vez sea uno de los pocos países en el mundo en que se tolera la toma de carreteras, se detenga el tránsito de vehículos y se mantenga secuestrados a miles de viajeros, como ocurrió en el sur y el norte o se atente contra la propiedad pública y  privada, a pesar que estos actos son inconstitucionales, además de la corrupción.

¿Y el principio de autoridad, dónde está? Se pregunta al señalar que la información que se procesa en los servicios de inteligencia es un insumo que permite diseñar las políticas de Estado, y sobre la cual solo el Presidente puede intervenir”.

Respeto a la Constitución  

Ica: Continúan enfrentamientos entre policías y manifestantes por paro agrario

¿No sabían en Palacio la escalada que se gestaba en el sector agro exportador?

Sin embargo, -continúa- “desde el Estado y el Gobierno no saben o no quieren entender que el espíritu de la Constitución, como el ente jurídico más alto de la Nación, dispone que la obligación del Estado es alcanzar el bienestar general de las personas y su seguridad”, señala.

Y para lograrlo, el Estado debe propugnar el desarrollo nacional y la seguridad en los frentes  interno y externo. En este último caso, no es ningún secreto que –a nivel general de la inteligencia- se hable de ‘un balance de fuerzas” cuando se analiza la situación y las posibilidades que tienen Ecuador, Colombia, Chile, Argentina o Brasil, en diversos planos.  

En este campo se habla de “una inteligencia estratégica” y en ellos se manejan dominios que abarcan los campos político, social militar y económico. A propósito, nuestra fuente se pregunta si los que dirigen los destinos del país conocerán la importancia del cobre o de la agricultura de agroexportación como fuentes de divisas para el país, ahora a merced de grupos extremistas.

En otro momento recordó que la labor de los servicios de inteligencia es tan vieja como la formación de los Estados.

“Un país que no tenga seguridad en el plano interno; como en el externo (con los países vecinos) jamás será un país viable, y no pasará de ser un territorio más”.

Por ejemplo, si no hay seguridad jurídica y económica, no habrá inversión extranjera y como país no podríamos alcanzar el desarrollo nacional, y no se cumpliría el fin supremo del Estado que es velar por  el bienestar de las personas.

¿Acabar con la inteligencia?

Defensoría exige a la PNP no usar fuerza excesiva en manifestaciones | La República

Por eso responde con una sonrisa cuando se le pregunta qué opina sobre los dirigentes comunistas que reclaman la desactivación de los servicios de inteligencia, al tiempo de mostrar su condena a la campaña de desprestigio emprendida contra la Policía nacional.

El oficial se hace otra interrogante: ¿Cuántas veces se ha reunido el Consejo de Defensa Nacional? Allí deben estar presentes, además del Presidente, los ministros de Defensa, Relaciones Exteriores, Interior, Economía y Finanzas, los comandantes generales de los institutos castrenses y el presidente del Comando Conjunto.

“Allí, el actor principal es el jefe de Inteligencia porque es el encargado de exponer la situación del país en el plano de seguridad, en los frentes interno y externo, a partir de lo cual se formulan las políticas de Estado”.

Recuerda que en una conversación informal con dos generales del Ejército, que habían trabajado en el VRAEM coincidieron en señalar que “digan lo que digan, uno de los pocos presidentes que leyó las notas de inteligencia fue Ollanta Humala, y que también logró ‘pararle el macho’ a la banda de los Quispe-Palomino, porque durante su gestión se logró acabar con Alipio, Guillermo, entre otros, además de lograrse la captura de Artemio.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *