¿SE PUEDE CAMBIAR LA FECHA DE LAS ELECCIONES?

Por Delia Muñoz
La democracia exige la participación de los ciudadanos para elegir a sus altos funcionarios como son el Presidente y sus Vicepresidentes y, a los Congresistas que ejercerán su representación, así la Constitución que rige el funcionamiento del Estado peruano, establece períodos cerrados para el desempeño en la función de los referidos servidores públicos.
Veamos que dice la Constitución sobre la materia. En el Artículo 90, que regula el poder ejecutivo, prescribe que “El Congreso se elige por un período de cinco años mediante un proceso electoral organizado conforme a ley” y, continuamos avanzando en la lectura y ubicamos el Artículo 112, el cual en forma lacónica y precisa dispone “El mandato presidencial es de cinco años”, es decir que en el modelo constitucional vigente tenemos un plazo cerrado para el ejercicio de dichas funciones públicas que habilitan a la gestión del Estado.

Esta posición es congruente con las otras normas que regulan la renuncia, vacancia o muerte presidencial y la disolución del Congreso, los Vicepresidentes, Presidente del Congreso alternos, ingresan a reemplazar al alto funcionario; pero sólo para terminar el período constitucional ya fuere presidencial o congresal, tal como lo hemos visto en los últimos tiempos en nuestro país.
En el año 2000 vivimos un proceso de transición democrática, donde se implementó la Mesa de Diálogo de la OEA, uno de los grandes temas en debate era la convocatoria a nuevas elecciones generales y, para viabilizar el acuerdo político, al cual arribaron todas las fuerzas políticas de entonces, hubo la necesidad de realizar una reforma constitucional a efectos de inaplicar el plazo de 5 años de duración del cargo de los funcionarios públicos elegidos por el voto popular, que es el sustento básico de la sociedad democrática.
Así, en respeto a lo acordado en la Mesa de Diálogo, se llevó a cabo las sesiones y legislaturas ordinarias para poder aprobar la Ley No. 27365 de reforma constitucional, la misma que fue publicada el 5 de noviembre de 2000, por la cual se agregó a la Constitución la Primera Disposición Transitoria Especial, que modifica la duración del mandato del presidente y congresistas elegidos en las elecciones generales de 2000.
Para recordar el precedente con claridad, considero necesario citar la Primera Disposición Transitoria y Especial, en extenso y a la letra: “Primera.- El Presidente y los Vicepresidentes de la República elegidos en las Elecciones Generales de 2000, concluirán su mandato el 28 de julio de 2001. Los congresistas elegidos en el mismo proceso electoral culminarán su representación el 26 de julio de 2001. No son de aplicación para ellos, por excepción, los plazos establecidos en los Artículos 90 y 112 de la Constitución Política“.
Entonces, la situación de pandemia generada por el C 19 y la emergencia que ella sustenta, no habilita para modificar la fecha de las elecciones, que está intrínsicamente vinculada el inicio de los nuevos mandatos para Presidente de la República y Congresistas de la República.

(*) Delia Muñoz es abogada y docente universitaria.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *