“LOS INCAPACES EN EL GOBIERNO PASAN LA FACTURA DE LA PANDEMIA”

Continua la misma fracasada receta de Vizcarra: confinamiento-cuarentena y toque de queda. Pero ¿cuánto le viene costando a los peruanos la incapacidad le viene costando a los peruanos la incapacidad del gobierno Vizcarra/Sagasti/Congreso para mitigar la pandemia?

Unos 70 mil millones (de soles), considerando sólo una caída del 10% del  PBI en el 2020. S/10,000 millones en créditos impagos avalados por el estado en Reactiva Perú teniendo en consideración una morosidad del 30%, y S/10,000 millones en bonos y subsidios familiares.

En total 90,000 millones de soles (costo monetario), más de 100,000 familias destrozadas por la muerte de un familiar, más de 2 Millones de nuevos desempleados y más de 3 Millones de nuevos pobres.

Juan Carlos Eguren, ha sido congresista de la República

El costo social se pudo reducir enormemente gastando menos de una décima parte del costo monetario con un presupuesto mínimo, que se debió implementar oportunamente en 4,000 camas hospitalarias UCI (es decir, cuadruplicando la oferta hospitalaria) con una inversión para asistencia permanente post COVID de S/600 millones.

También, con 20 Millones de pruebas moleculares por S/2,000 millones. La entrega gratuita de medicamentos a quienes salieran positivos por S/200 millones, la contratación de 5,000 profesionales de la salud por un año a un costo de200 millones de soles con un sueldo mensual promedio superior a S/3,000 mensuales habilitando, de ser necesario, a estudiantes de los últimos años de carreras médicas.

La entrega de 20 millones de mascarillas de calidad por mes, durante 12 meses a un costo de 2,000 millones de soles. La inversión total (por todo ello) arroja S/7,000 millones. Reiteramos menos del 10% del costo monetario asumido por los peruanos.

¿Qué parte del distanciamiento (social) no entendieron?, las aglomeraciones son el caldo de cultivo del contagio: en los vehículos privados el riesgo es mucho menor que en las latas de sardinas del transporte público; si se reduce el horario por toque de queda, más gente se tiene que movilizarse a la misma hora.

Al reducirse los horarios y días de atención al público, concurre la misma cantidad de personas, pero en menos horas, generando más aglomeración. El 76% de los trabajadores son informales y para subsistir requieren salir a la calle.

Si a ello agregamos el daño humano, social y económico que se causará en el 2021, por la incapacidad de concretar compras suficientes y oportunas de vacunas, todas las cifras dadas quedan chicas.

El inaceptable “consuelo de tontos” es que no somos los únicos, todos los países gobernados por gente de izquierda, burócratas, improvisados, etc. están pagando similares facturas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *