ECHAIZ: “LA DEBILIDAD DE POLÍTICOS Y JUECES ES QUE NO APRENDIERON A DECIR ‘¡NO!’

Exfiscal de la Nación y candidata al Congreso por APP lamenta la debilidad de algunos jueces y fiscales que se someten al poder político, porque no aprendieron a decir ‘no’, y no se dieron cuenta del valor que tienen en sus manos, como es la justicia. 

Elecciones 2021 | Sin justicia no hay paz social ni posibilidad de desarrollo, por Gladys Echaíz | Alianza para el Progreso | César Acuña | Columna | ELECCIONES-2021 | EL COMERCIO PERÚ

“Pienso en voz alta y llamo la atención a todos mis compatriotas que quieran sumarse a esta cruzada a favor de la moral y contra la corrupción”

 

La ex fiscal de la Nación y candidata al Congreso con el N° 1 por APP, Gladys Echaíz Ramos, instó a los peruanos a ser parte de una cruzada nacional para reconstruir el país en estos momentos de vergüenza e indignación por los hechos ocurridos en la administración de justicia, y también por la forma cómo se enfrenta la pandemia.
“Pienso en voz alta y llamo la atención a todos mis compatriotas que quieran sumarse a esta cruzada a favor de la moral y contra la corrupción”, señaló la exmagistada y hoy aspirante a una curul por el partido que encabeza César Acuña, de Alianza Para el Progreso.
“El desconcierto lo vivimos todos los ciudadanos, tanto quienes hemos trabajado en la administración de justicia como los usuarios de este servicio”, puntualizó en alusión al encuentro clandestino habido entre el cuestionado expresidente Vizcarra Cornejo con dos magistradas encargadas del caso ‘Los cuellos blancos’, lo que es considerado como un sometimiento de la justicia al poder político.
En este sentido señaló que lo ocurrido en el ámbito judicial la obliga a reforzar su propuesta de reforma al sistema de justicia que conforma el Poder Judicial, el Ministerio de Público, la Academia de la Magistratura,  incluyendo el Tribunal Constitucional  de la Justicia Electoral.

Escuela judicial

“No es posible  que se aspire a ser juez con solo rendir un examen o una entrevista o que los candidatos presenten un currículo fabricado”,  dijo a Guik.pe la exfiscal con 30 años de servicio en la magistratura.
Comentó que entre sus propuestas que llevará al Parlamento está la formación de la ‘escuela judicial’  donde se preparen, formen y perfeccionen los aspirantes a magistrados quienes, además, serán seleccionados para ocupar los cargos cuando quede libre una plaza.
En tono enérgico se pronunció que es urgente erradicar de una vez la corrupción de estas instituciones, porque “la debilidad de los personajes que se someten fácilmente al poder político, es porque no aprendieron a decir ‘no’; no se dieron cuenta del valor que tienen en su manos, como es la justicia, de la cual depende la paz social, la seguridad jurídica y la seguridad de las personas”.
“Eso me indigna y conmueve y me obliga a reforzar la propuesta de reforma constitucional, de reformas de las leyes orgánicas,  y  de reforma interna de la misma institución para adecuarla a los momentos actuales,  con apoyo de los propios integrantes de la institución, con aquellos que tienen el perfil  de magistrados, porque sí los hay”.

Escuelas del delito

Echaíz, cuya elección al Parlamento muchos la dan por descontada, espera contar con el respaldo de aquellos magistrados que se esforzaron por levantar la imagen de estas instituciones y del apoyo que el pueblo le dé en las urnas este 11 de abril “para que juntos hagamos Patria y encontrar la paz que es fin  de la justicia”.
Para la jurista su propuesta de reforma es indesligable de la misma reforma de las cárceles con la finalidad de que estas no sean vistas como ‘escuelas del delito’; como también debe ocurrir en el plano de la familia y de la sociedad con relación al fortalecimiento de los valores “para juntos reconstruir Patria”.
Argumentó que los problemas en la justicia tienen que ver con que nunca se pensó que tenían por dentro estas instituciones, y tampoco se consideró que todo aspirante a juez o fiscal debía ser sometido a una evaluación integral; pero, lamentablemente, la selección siempre estuvo a cargo de un grupo de cinco o siete personas que muchas veces no sabían si el seleccionado reunían  las condiciones o tenían el perfil deseado para ser magistrado.
Finalmente, “hemos visto que los integrantes de esas comisiones eran tan débiles de moral que  terminaron envueltos en escándalos de corrupción, negocios de puestos  y cargos,  sin ninguna identificación con el valor de la justicia ni de pertenencia a los valores patrios. Por eso este bicentenario nos obliga a  reflexionar, a pensar qué Perú queremos, que queremos para nuestros hijos”, señaló.

Clamor de las mayorías

Como parte de sus iniciativas que llevará al Parlamento Nacional, la N° 1 de APP lamentó que una de las demandas prioritarias de muchas familias es la falta de agua y que están obligadas a pagar exorbitantes cantidades de dinero para que les suban un cilindro de agua al cerro. Esto ocurre –señaló- porque los predios que ocupan carecen de título de propiedad.
“Por eso no pueden acceder a este servicio mediante la instalación de redes domiciliarias. Para conseguirlo las autoridades exigen a las familias el título de propiedad, pero las leyes que tenemos solo dan facilidad a quienes poseen los terrenos desde 2015 hacia atrás; pero después de este año, las municipalidades ponen una serie de trababas”.
Reveló, de paso, que se ha “dado con la sorpresa que para gestionar el servicio exigen que los  certificados de posesión sean ratificados y sometidos a verificaciones, haciendo más engorrosos los trámites, en vez de apoyar la titulación. Por eso, mi propuesta es que se revisen las normas sobre titulación  y la posibilidad que se amplíen sin que eso  signifique que vamos a apoyar el tráfico de tierra,  que sancionaremos con dureza”.

“Devolveré lo que recibí”

En esta misma línea la doctora Echaíz anunció que gestionará también el derecho de toda persona a tener una vivienda digna, y “mi compromiso es desarchivar el proyecto que ya existe para que se confirme ese derecho. Sé que hay oposición de los ministerios de vivienda y Economía; pero este es un derecho y el Estado tiene el deber de propiciar  esa vivienda digna porque la Constitución señala que la persona el fin supremo del Estado”.
“Que sepan que si hoy aspiro a regresar al trabajo público no es para beneficiarme sino para dar lo que tengo; para transmitir y dejar la experiencia que he recibido en beneficio de mi país. Mi participación es un devolver de lo que recibí: Recibí una educación gratuita, tuve  la oportunidad de trabajar y de servir para el Estado;  aprendí  mucho, conocí la realidad de mi país,  y hoy quiero devolver todo eso que Dios y mi Patria me dio”, puntualizó. (HGG)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *