“LOS CIEN DÍAS DEL DESASTRE”

Escribe: Francisco Diez Canseco Távara (*)

¿Qué pasó con la propuesta de “Hambre Cero” formulada por Sagasti ? Nada.
¿Qué ocurrió con el gobierno plural y no partidista  que prometió en su discurso inaugural ante el Congreso de la República ? Nada.
Y que acciones efectivas y trascendentes ha tomado en la lucha contra el COVID ? Ninguna.
Si para algo está sirviendo el régimen felizmente transitorio de Sagasti es para demostrar la incapacidad de gestión de la izquierda caviar  peruana que él integra y para poner en evidencia que su también anunciada lucha contra la corrupción no ha avanzado un milímetro mientras, en cambio, si continúan aflorando evidencias visibles y escandalosas de este mal endémico.
El otro tema central es el manejo ideologizado de la cosa pública que acaba de exhibir el Ministro de Salud,Oscar Ugarte al negar la posibilidad de que el sector privado participe en el álgido tema de las vacunas para que no haya inequidad en la aplicación de las mismas, mientras su gobierno sigue a la cola, por lo menos en América Latina, en la adquisición y distribución de las mismas.
¿Y el oxígeno? Con 25 millones de dólares el gobierno caviar de Sagasti puede instalar una red de plantas que resolverían en principio el déficit diario de 110 Tm. hoy existente en el Perú. Mientras tanto, no se da apoyo alguno al sector privado que sí está colaborando en la producción de este insumo esencial en la lucha contra la plaga (pero por menos tampoco le impiden hacerlo).
Se trata de la enorme distancia existente entre las teorías de un grupo de influyentes y privilegiados lobbystas caviares que hoy gobiernan el Perú y la cruda realidad de un país como el nuestro depredado durante largos años por gobiernos ineptos e inmorales que a los caviares les han servido para llenarse los bolsillos a través de sus ongs y de sus sesudas e inservibles asesorías.
Luego del anuncio de Sagasti de que “no habrá impunidad” para los responsables de la represión policial en las marchas que finalmente lo llevaron al Poder Que ha hecho frente a la infiltración roja en las protestas de los trabajadores agrarios que, bajo una bandera justa, cayeron en las manos impunes de los agitadores de siempre luego del torpe descabezamiento de la cúpula policial ? Poco o nada.
No pierdo, sin embargo, la esperanza de que Sagasti baje de la nube y ponga sus pies en el país real, con banda presidencial y todo: la grave circunstancia existente en nuestra Patria lo exige.
(*) Presidente de Perú Naciòn
     Presidente del Consejo por la Paz

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *