4 AÑOS Y TODAVÍA NO CONCLUYEN DEFENSAS EN PIURA

La ciudad está en riesgo ‘alto moderado’ por la crecida del río. Pobladores exigen cuentas claras y que se supervise la calidad profesional de las empresas constructoras porque “las defensas no protegen a la ciudad y zonas aledañas”

 

Vergüenza. La historia se repite año tras año ya sea en un periodo lluvioso normal o durante las descargas e inundaciones provocadas por el Fenómeno El Niño. La población vive en la incertidumbre porque aseguran los especialistas que los aguaceros que ya empezaron no serán tan fuertes, pero que no saben si las defensas ribereñas “aguantarán” la crecida  del río.
Advierten desde hace días que las defensas ribereñas –que el gobernador Servando García decían que estaban hechas para durar 100 años- no protegerán a la ciudad ni a los barrios de la periferia. Los vecinos de la urbanización Miraflores que 2017 sufrieron inundaciones de más de metro y medio de agua, o los del barrio tradicional de La Mangachería, se sienten amenazados, y ni que hablar del casco histórico de la ciudad.
La pregunta que se hacen es ¿cuánto ha costado la construcción de las defensas, cuando se iniciaron las obras y por qué no se han concluido? Al respecto ya hay colectivos de jóvenes que se organizan para que las autoridades les respondan estas y otras preguntas porque las autoridades no responden al clamor del pueblo.
Para el rector de la Universidad Nacional de Piura, Omar Vences Martínez, el gran problema es que los trabajos de las defensas ribereñas no se han culminado, y no hay certeza de que estas obras “respondan” ante crecidas históricas que pueden sobrepasar los 800 metros cúbicos por segundo.
“Creo yo que estamos en una condición de riesgo moderado alto y por lo tanto, por desgracia, la situación en que nos encontramos es muy crítica. Es una pena, han tenido el tiempo suficiente, de cuatro años, y no se han culminado las defensas que tanta falta nos hacen”, opinó.
Pobladores, representantes de instituciones y líderes de colectivos se han unido para exhortar a las autoridades regionales y municipales a que se aceleren los trabajos, supervisen a las empresas y a la calidad profesional de quienes dirigen las obras.
Manuel Asmat Córdova, decano de Colegio de Ingenieros de Piura, manifestó que las actuales defensas ribereñas “no protegen completamente” a la ciudad y que una avenida de mayor magnitud “podría poner en riesgo tanto a la ciudad como a las mismas defensas ribereñas aún sin concluir”.
Por otro lado, Senamhi pronosticó para el viernes un caudal de 500 m3/s. De acuerdo al reporte de las estaciones, a las 10:00 horas en el puente Sánchez Cerro el caudal era de 422 m3/s., luego al mediodía fue de 456 m3/s. mientras que a las 4:00 p.m. fue de 489 m3/s.
Mientras que en la estación Chulucanas el caudal fue de 478 m3/s y en Tambogrande 505 m3/s a las 16 horas. Ante este aumento de caudal, Senamhi recomendó tomar las prevenciones del caso.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *