PRIMERA PRUEBA PARA LOS CANDIDATOS: FORMAR ALIANZAS DE GOBIERNO

El riesgo del país no se resuelve derrotando la amenaza comunista y el principal problema de Keiko no es ganar las elecciones, es lograr la estabilidad política, indispensable para activar las inversiones que permitan generar empleo y recaudación tributaria para afrontar los déficit de servicios en salud, educación, seguridad e infraestructura.

                                           Juan Carlos Eguren.

Si bien es cierto, el deterioro económico y laboral son evidentes pero las perspectivas macro económicas, de crecimiento, exportaciones, déficit fiscal, deuda externa e inversión pública y privada son esperanzadoras, según los serios y confiables reportes del BCR y las entidades especializadas nacionales e internacionales.

Recuperar los niveles “pre pandemia” nos tomará todo el 2021 y parte del 2022, hacia adelante podría haber ganancia neta, siempre que se cumplan algunas variables indispensables, como acelerar la vacunación y que el nuevo régimen genere la confianza suficiente a los agentes económicos, pero no solo en materia de estabilidad jurídica, macro económica, política monetaria y política fiscal, sino fundamentalmente en materia de estabilidad política.

Ningún plan de desarrollo es sostenible en medio de la inestabilidad política, caracterizada por la poca influencia y control del Poder Ejecutivo sobre el Congreso; el riesgo permanente de vacancia presidencial por un lado o el cierre del Congreso por el otro. Una mala relación entre los dos poderes del Estado limita o anula la capacidad de maniobra que el gobierno requiere para enfrentar la crisis y realizar las urgentes y profundas reformas que se requieren.

Para comenzar, es indispensable el voto de confianza al primer Gabinete en el marco del discurso presidencial del 28 de Julio ante el Congreso, es allí donde se plasman las líneas maestras del gobierno y los principales objetivos de corto y mediano plazo.

El siguiente hito es la concesión indispensable de delegación de facultades legislativas, especialmente amplias y genéricas, sin cortapisas y que limiten las bases que el gobierno quiera constituir y finalmente, que no se produzca una obstrucción sistemática de las iniciativas de gobierno y exceso en el control político vía interpelaciones y censuras a ministros.

Para alcanzar la estabilidad política señalada es indispensable formar alianzas de gobierno con otros partidos representados en el Congreso e incluso con los que no alcanzaron superar la valla.

Las alianzas deben estar sustentadas en objetivos comunes en el campo legislativo y en las políticas de Estado que se pretenden impulsar en el quinquenio, incluso con participación en algunos ministerios e instituciones del Estado, lo que permitirá no solo alcanzar la gobernabilidad requerida, sino también el sano ejercicio de control y fiscalización mutua, entre los que comparten el poder.

Si los candidatos no son capaces de articular alianzas con sus pares similares, sería una muestra adelantada que evidencie que no tienen el nivel de estadistas y sus eventuales gobiernos serían fallidos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *