SENDERO LE DECLARA LA GUERRA AL PAÍS: A 41 AÑOS DE ¨CHUSCHI¨ Y EL SÍMIL CON PL

Escribe: Sofía Miranda

Han pasado 41 años desde que Sendero Luminoso dio formal inicio a su escalada terrorista. Hace poco más de 4 décadas Sendero Luminoso declararía la guerra al Perú. Cuatro décadas de padecimiento y dolor de miles de familias de peruanos degollados, destripados, mutilados, acribillados, dinamitados, ahorcados, y torturados por una ideología insana, demente y criminal. Un país que sangró, sangra y continuará sangrando en caso de no sepultar definitivamente la ideología genocida de Sendero Luminoso. 
El 17 de mayo 1980, y poco antes del inicio de la jornada electoral que restituiría la democracia en el Perú, el distrito de Chuschi (Provincia de Cangallo, Ayacucho) fue el elegido por Abimael Guzmán y Augusta La Torre (su primera cónyuge) para dar inicio al terror y al caos en el país. La quema de 11 ánforas, padrones con los nombres de dos mil electores y las amenazas a los pobladores sí no comulgaban con el discurso terrorista de la lucha armada y el pensamiento marxista-leninista-maoísta, fueron solo el inicio de la más cruenta historia de terror y dolor por la que atravesaría este país. 
Miente quien postule en 2021 que Sendero Luminoso esté extinto. Hace pocos meses sus cobardes huestes arrebatarían la vida de Gustavo Valladares Neyra – valeroso Oficial de Mar de la Marina de Guerra del Perú- quien ofrendaría la vida para hacer frente al todavía latente accionar terrorista. Entonces: ¿cuál fue el caldo de cultivo ideal que permitió la vigencia de este cáncer social llamado Sendero Luminoso? Claramente la culpable no es la actual Constitución, lo último en referencia a la suerte de ataques que recibe de parte de múltiples ignorantes que la podrían acusar hasta de sus resfriados. 
Coincidentemente, la respuesta a la pregunta se encuentra en esa suerte de ¨enemigos de la Constitución¨. Aquellos ¨opositores acérrimos¨ a la Carta Magna son los mismos que aducen que el accionar de Sendero Luminoso se dio en el contexto de un ¨conflicto armado interno¨ (como quien intenta justificar las atrocidades de sus perversos crímenes), los mismos que en realidad son enemigos de las figuras democráticas, aquellos a los que les molesta la libertad de expresión sí esta los ataca, esos que comulgan con la ideología marxista-leninista-maoísta. 
Los actuales ¨enemigos de la Constitución¨ son esa masa de gestores públicos incapaces e ineptos que llevaron al declive a la economía peruana y a la sociedad. En efecto, son aquellos que han tenido puestos políticos clave en los gobiernos de los Presidentes Paniagua, Toledo, Humala, Kuckzynski, Vizcarra y Sagasti. Los ¨enemigos de la Constitución¨, quienes realmente han gobernado el país con nefastas políticas públicas originadas en sus pútridas ideologías comunistoides son los responsables de la convulsión política, económica y social actual; no lo es la derecha como cobardemente intentan aseverar. Ha sido la incapacidad a la hora de ejercer función pública y la falta de autoridad las que han permitido que Sendero Luminoso tenga aún remanentes. Han sido esas políticas erróneas y nefastas, aunado con lo anterior descrito lo que ha producido el descontento popular y la convulsión social. La suma de esos elementos han sido el caldo de cultivo ideal para la inoculación exitosa – en gran parte de la población- de ideologías comunistas que sólo traen caos y destrucción. Caos que trajo Abimael Guzmán -ese profesorcillo universitario- quien se veía a sí mismo como el ¨salvador¨ del país, quien logró imponer entre sus adeptos sus ideologías comunistas-leninistas-maoístas porque estos carecían de formación crítica o ignoraban en absoluto criterios básicos que les permitieran discernir lo bueno de lo malo, lo correcto de lo incorrecto, lo real de lo irreal. 
Guzmán, quien trató de dividir a los peruanos bajo una consigna de lucha de clases (esa que propugna: ¨muerte para los ricos¨, ¨muerte para los que tengan un poco más¨). Guzmán, quien propusiera una ¨VERDADERA REVOLUCIÓN¨ sin saber explicar siquiera la consistencia de ella, sin poder articular o sostener juicios racionales y razonables. Abimael, el terrorista que en uno de sus atroces discursos diría: ¨Tiene que florecer la violencia, concretada en el inicio de la lucha armada; llevémosla adelante mediante grupos armados; comenzar por los grupos sin armas, de esas ardientes semillas, brotarán ardientes girasoles del mañana¨
 Por último, que no parezca casual la parte en la que el cobarde líder terrorista formula que ¨la lucha empiece por grupos sin armas¨, siempre que dentro de sus concepciones referentes a la toma de poder – en el actual contexto- una de las formas para hacerse de este sería a través de las URNAS (lo mismo recalcaría hace unos años el número 2 de Sendero Luminoso: el terrorista Osmán Morote). Por último, advertidos estamos: cualquier parecido con la realidad actual, NO es pura coincidencia. 

(*) Bachiller en Derecho de la UPC. Exrepresentante de la UPC ante Misión Permanente ante la OEA. Exrepresentante de la UPC en el CADE UNIVERSITARIO 2019

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *