CASTILLO NO PUEDE PONER ORDEN EN SU PARTIDO

Cerrón insiste en que aplicarán el ideario de Perú Libre, de base comunista, en un eventual gobierno; mientras Cevallos, Francke y Verónika Mendoza hablan del Plan Bicentenario. Aseguran que el profesor no tiene idea de lo que haría como gobernante
Los enfrentamientos suben de tono en el interior de Perú Libre y se agravaron en las últimas horas después que el dueño de la agrupación, Vladimir Cerrón, insistió en que el ideario de la agrupación, de corte comunista y estatista, debe ser aplicado en el próximo gobierno.
Las pugnas generan más incertidumbre por ser un misterio hacia dónde piensa enrumbar al país un eventual gobierno del dirigente sindical. A pesar de lo crítico de la situación Castillo no se pronuncia para dar seguridad a sus simpatizantes y a un gran sector del país, aunque cada vez que puede no deja de autoproclamarse ‘presidente de la República’.
Una fuente de la organización comunista aseguró que es posible que el profesor espere la proclamación oficial de su triunfo en función del resultado entregado la semana pasada por la ONPE, para recién salir a esbozar sus ideas. La pelea en el interior del país es una “irresponsabilidad total”.
“Castillo aparentemente ignora o no quiere darse cuenta de la gran responsabilidad que podría asumir si es que le dan el triunfo electoral. Ya no tiene tiempo de prepararse en cuestiones de Estado o simplemente quedaría a merced de sus asesores, que por lo visto tampoco están preparados”.
Al respecto, Cerrón lanzó ayer un mensaje por las redes: “La unidad es la garantía del triunfo”.
Cerrón, quien estaría perdiendo poder en el partido, avivó la polémica cuando afirmó en las redes que “Castillo se podría deslegitimar si se crea una hoja de ruta y no se aplica el programa de gobierno por el que el pueblo votó en mayoría”, en referencia al plan de gobierno o ideario de Perú Libre que presentaron ante el Jurado Nacional de Elecciones.
El excongresista Hernando Cevallos, que se ha vuelto el más cercano a Castillo desde que empezó la carrera por la segunda vuelta, aclaró que en el probable gobierno del lápiz “lo que se va a aplicar es el plan que ha presentado el profesor Castillo”, en alusión al Plan Bicentenario.
Cevallos admitió que este Plan es un aporte de varios partidos de izquierda, incluido el de Perú Libre, e indicó que sobre el tema se coordinó con Cerrón, pero fue tajante en adelantar que Pedro Castillo ya deslindó sobre su relación con el también exgobernador de Junín.
Lo que no dijo es si Cerrón ha dado su conformidad para que Francke o Verónika Mendoza sean parte del entorno íntimo de Castillo, y sobre todo esta última que es voceada como jefa del Gabinete, cargo que también reclama Cerrón para él o para alguno de sus más fieles allegados.
“Una cosa son los aportes de PL como partido, con el señor Cerrón como secretario, que me parece que son valiosos y otra cosa es que Vladimir Cerrón participe en la gestión de gobierno, ya eso lo ha explicado el señor Castillo”, reiteró.
 En respuesta a Cevallos, la congresista electa Betsy Chávez dijo que el “ideario de Perú Libre” será la guía del gobierno de Castillo y el plan bicentenario será complementario.
“No hay hoja de ruta. Hay documentos que complementan y no reemplazan el ideario”, dijo en aclaración a Cevallos.
Agregó que entre Castillo y Cerrón hay una “relación orgánica”, como la hay con los otros dirigentes de Perú Libre.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.