“SENDERO LUMINOSO EN EL PODER”

Escribe: Francisco Diez Canseco Távara

29 años después de su captura, Abimael Guzmán hubiera podido celebrar la llegada al Poder de Sendero Luminoso -en su época el segundo grupo terrorista más sanguinario del mundo- sin haber disparado un balazo: el Presidente Pedro Castillo es el líder indiscutible de la recientemente reconocida facción senderista del SUTEP y su Gabinete Ministerial está presidido por un probado admirador de Edith Lagos, Guido Bellido, a quien acompañan otros impresentables proterrucos que, hace algunos días, fueron claramente respaldados por el propio Castillo.
No es éste, sin duda, el régimen al que aspiraba el “Presidente Gonzalo”. Su alucinación maoísta discurría por los senderos del paredón, la eliminación inmediata del Estado burgués y sus representantes  y su reemplazo por el Estado socialista totalitario, la estatización total de los medios de producción y prestación de servicios, la eliminación de las libertades fundamentales y la concentración del Poder en sus manos autocráticas bajo el imperio del “pensamiento guía”.
Todo ello, bajo el manto de un gigantesco baño de sangre tal como ocurrió en Cambodia donde su principal competidor en la ejecución atrocidades, el Khmer Rouge, asesino a no menos de 6 millones de seres humanos luego de llegar al Poder.
Los ministros senderistas de Castillo y, para el caso, el propio Castillo, suscriben el programa totalitario de Sendero en la medida de sus simpatías y militancias y de las coincidencias existentes con el plan de gobierno de Perú Libre cuyo modelo es la Constitución comunista de Cuba que,  además, plantea la vigencia como única organización política del partido Comunista al cual está subordinado el Estado.
La diferencia esta en la estrategia para llegar al Poder. Luego de la derrota militar, los senderistas, a través del MOVADEF y el FUDEP y en forma individual, se infiltraron en estamentos claves de la sociedad peruana ,aunque ahí siguen operando los remanentes del VRAEM.
Y han obtenido una gran victoria pírrica porque tienen el rechazo abrumador de nuestro pueblo : quienes votaron por Castillo en señal emocional de protesta frente a un sistema democrático pésimamente mal conducido jamás leyeron el programa comunista de Perú Libre o desconocían su filiación pro senderista y obviamente su incapacidad para gobernar.
No pasarán.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *