BOLIVIA: HUELGUISTAS Y GOBIERNO SE DAN ULTIMÁTUM

Oposición y milicias chavista del MAS formadas por Evo Morales se ponen al borde del enfrentamiento; mientras desde la zona cocalera del Chapare, el presidente Luis Arce denuncia “intento de golpe” de la “ultraderecha”

En Bolivia se llevarán a cabo manifestaciones contra el Gobierno

Organizaciones gremiales y grupos de autodefensa afiliadas al Movimiento al Socialismo, el partido que lidera Evo Morales, y al que pertenece el presidente Luis Arce, dieron un plazo de 48 horas a los sectores en huelga y colectivos democráticos opositores al gobierno y que luchan contra la aplicación de un programa de corte chavista en Bolivia.
El presidente de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz (CSUTC-SC), Marcos Miranda, dio un plazo de 48 horas para que el Comité pro Santa Cruz, el principal opositor al gobierno y a los planes de Evo Morales, para que suspenda el paro, “pues de no cumplirse la medida, “como campesinos sí o sí nos vamos a hacer respetar”.
La tensión escaló a niveles máximos entre opositores y oficialistas, al registrarse fuertes enfrentamientos entre ambos bandos que hasta el momento dejan un joven muerto, veinte heridos y 200 detenidos, según informativos radiales. La policía mantiene vigilancia especial en el kilómetro 13 de la Doble Vía a la Guardia, donde se registran enfrentamientos.
La protestas se mantienen con fuerza en Santa Cruz, Tarija, La Paz, Oruro y Chuquisaca, donde existe una fuerte oposición a los planes políticos del partido de Morales Ayma y a las propuestas ideológicas del Socialismo del Siglo XXI, la corriente en la región lideran grupos de las diferentes variantes marxistas, sumados a los chavistas y trotskistas.

“…a tumbar al gobierno”

En el cuarto día de protestas, el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, aseguró que hay sectores sociales como mineros que se están alejando del oficialismo “y van a tumbar a este Gobierno”. Mientras que en Cochabamba, en un cabildo anunciaron la rearticulación de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC).
Los colectivos que apoyan la huelga exigen la derogatoria de la Ley 1386, de Estrategia Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y que cese todo intento de querer convertir a Bolivia en una Venezuela “donde haya más hambre, control totalitario y represión que obligue a los compatriotas a abandonar el país”.
Los asambleístas declararon persona no grata y enemigo de la población potosina al presidente Arce y al vicepresidente David Choquehuanca, además de exigir la renuncia del gobernador de Potosí, Jonnhy Mamani, entre otras demandas.

Denuncia “intención golpista”

En una alocución desde la zona del Chapare, bastión cocalero del MAS y de Evo Morales, el presidente Luis Arce consideró ayer que los comités cívicos finalmente desnudaron su “cara democrática” que supuestamente pretendían mostrar ante la población y ahora, en su criterio, ya está clara su “intención golpista”.   
 “Pero desde el Chapare les decimos, conjuntamente al pueblo boliviano, que eso no lo vamos a permitir hermanos”, agregó el Jefe de Estado, durante una concentración de los seguidores del oficialismo en el estadio municipal de Shinahota, departamento de Cochabamba.
La autoridad aseguró que los sectores opositores, como en 2019, cuando obligaron a renunciar al entonces presidente Evo Morales, están usando nuevamente el mismo mecanismo de amedrentamiento a los dirigentes.
“Además, nuevamente, como ocurrió en 2019, la derecha usa la mentira como su principal arma para convencer al pueblo de que nosotros estamos haciendo mal las cosas, de que estamos fabricando no sé qué planes o leyes, que es totalmente falso, no debemos creer lo que circula en redes sociales”, enfatizó.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.