ONGS FEMINISTAS NO DICEN NADA SOBRE CASO DE EX PRESIDENTA BOLIVIANA

Dicen en las redes ante un comentario de Diego Acuña en el que lamenta que no se solidaricen con la expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez prisionera en una cárcel de su país. ¿Dónde están esas voces crispadas que dicen luchar por los derechos de la mujer? se pregunta

La Fiscalía boliviana admite acusación por genocidio contra la expresidenta Jeanine Añez

¿Dónde están esas voces crispadas que dicen luchar por los derechos de la mujer? 

El conductor de Edición Especial, Diego Acuña, lamentó que ninguna ONG feminista se pronuncie a favor de la exmandataria de Bolivia, Jeanine Áñez, encarcelada desde hace varios meses y que actualmente se encuentra gravemente enferma que la han llevado a intentar autoeliminarse.
La situación en que se encuentra la expresidenta interina “es parte de un sospechoso tinglado en el que confluyen intereses políticos promovidos por el actual presidente Luis Arce y el exgobernante Evo Morales, ambos chavistas”, a quienes Áñez combatió en su breve gobierno”, según medios bolivianos.
¿Dónde están esas voces crispadas que dicen luchar por los derechos de la mujer? Se preguntó Acuña al denunciar que la reclusión ha acentuada en Áñez Chávez sus problemas de salud como hipertensión arterial y la depresión.
A continuación comentó que es muy claro que los organismos feministas solo se usan para fines políticos, el principal de los cuales es abrirle la puerta al comunismo internacional en cada país.
El comentario del conductor de televisión fue seguido de otro firmado por la exlegisladora Luz Salgado en el que a manera de respuesta dice que “las ONG feministas son las más discriminatorias con sus propias supuestamente defendidas; nunca defienden por principios sino por su ideología”.
El caso de Áñez se remonta al 12 de noviembre de 2019 cuando asumió el Gobierno tras la renuncia de su contrincante Evo Morales, acusado de fraude electoral, casos de corrupción y de controlar la justicia de su país con fines políticos y partidarios.
A pesar que algunos juristas dijeron que la Constitución no amparaba a Áñez para que asumiera el cargo, al ser segunda vicepresidenta de Congreso, su asunción al cargo agudizó la crisis, pero aun así enfrentó y desbarató los planes gubernamentales izquierdistas y fustigó la injerencia de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Argentina, países que apoyaban a Morales.
Según algunos analistas, la caída de la presidenta interina –el 7 de noviembre de 2020- fue propiciada por el denominado Foro de Sao Paulo de los que forman parte los citados países y también algunos funcionarios y colectivos aliados del actual presidente de Perú, Pedro Castillo.
Clarisa Marín respondió a Diego Acuña que las ONG feministas, entre ellas Flora Tristán y Manuela Ramos, está integrada por militantes de izquierda “que solo defienden los derechos de quienes tienen su misma ideología. Las mujeres de derecha o independientes que se joroben y vean como resuelven su problema”.
En las redes recuerdan que uno de los casos más emblemático de esas organizaciones feministas es su postura “única y definitiva de nunca solidarizarse con Keiko Fujimori cuando era atacada no como política, ni por los cargos judiciales en su contra, sino cuando era y es atacada como mujer y por sus formas físicas.
Algunas internautas se sumaron a las críticas contra esas ONG y recordaron el silencio de las feministas cuando fueron atacadas las dos hijas de la candidata de Fuerza Popular, sin importarles que eran menores de edad y que sufrían emocionalmente por la exposición mediática de su madre, quien era calificada con los peores adjetivos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.