REDES: PEDIDO DE MENDOZA PARA SER PREMIER DESATA INDIGNACIÓN

Internautas exigen que por vergüenza termine es izquierda oportunista y de ONG que encabeza la cogobernante y que según Vladimir Cerrón exigía cinco ministerios para sus amigos y luego terminar como embajadora en Francia. Dicen que este sector político es una estafada

La izquierda peruana ha demostrado un desmedido afán de poder y una actitud oportunista y manipuladora  tras revelarse que Verónika Mendoza exigió a su aliado Pedro Castillo, que la nombre jefa del Gabinete, designe a cinco de sus amigos en cargos ministeriales y luego a ella como embajadora en Francia.
Vladimir Cerrón, el dueño de Perú Libre, hizo esta revelación como parte del duro cruce de palabras que tuvo con el militantes de Nuevo Perú, Álvaro Campana, después de haber sido aliados dentro del régimen Castro-chavista de Pedro Castillo Terrones.
El cuestionado ex gobernador de Junín, en uno de los tuit escritos ayer, preguntó a Campana “¿A qué traumas te refieres Álvaro? A que la señora Mendoza quería ser Premier, solicitaba cinco ministerios, luego la embajada en Francia. La congresista Luque es testigo (de este petitorio). Si deseas ampliamos lugar, fecha y dos testigos”, escribió.
La aludida Ruth Luque, vocera de Juntos Por el Perú, exigió a Cerrón Rojas que no la involucre en la supuesta solicitud de cargos en el gobierno de Castillo Terrones, revelación que ha generado preocupación en este sector de la izquierda, porque no es la primera vez que se alude a Verónika Mendoza en hechos de esta naturaleza.

“Barrantes Lingán impuso momentáneamente el orden”

“Frente a esta afirmación, debo aclarar que no he participado en ninguna reunión en la que se haya dialogado y menos solicitado cargos gubernamentales. No me ponga de testigo ni me involucre en controversias”, escribió Luque refiriéndose a Vladimir Cerrón.
La denuncia generó una serie de comentarios sobre la izquierda peruana, especialmente su incapacidad para buscar puntos de unidad, salvo el breve periodo de los años ’80 cuando lograron ponerse de acuerdo en algunos temas a iniciativa de Alfonso Barrantes Lingán. “Después cada uno se fue por su lado”.
“Después ese sector político ha estado plagado de oportunistas, gente que solo buscaba ocupar un puesto en el Estado o formar su ONG para hacer consultorías y ganar millonarias sumas en el aparato estatal. Su estrategia consistió en tener un colchón social, una clientela que respaldara a los dirigentes en sus intenciones de acumular poder”.
“Nunca han ganado una elección pero han cogobernado, como lo hacen hoy con Castillo Terrones, o sus militantes han ocupado altos puestos en los gobiernos de Pedro Toledo, Ollanta Humala, Martín Vizcarra, Francisco Sagasti y continúan hasta hoy en el gobierno Castro-chavista”, se lee en los mensajes que además recordaron que el sueño de los líderes de izquierda fue tener ‘su partido propio’.
¿La inútil, la eterna inquilina de los grupetes vientres de alquiler le rogó, en cinco oportunidades, a Pedro Castillo la PCM? ¿Estaba mendigando S/30 mil mensuales? Verónika Mendoza, es una de las politiqueras que debemos desterrar, si algún día queremos adecentar la política”, dijo en un indignado tuit  la comunicadora Marita Molina.

“El oportunismo de la ñusta cusqueña”

Las críticas también alcanzaron a Vladimir Cerrón en quien ven sospechoso de que tenga información “de adentro”. Eliana Bocángel señaló: “Se  nota que el señor Cerrón está muy informadito de todo lo que pasa dentro de Palacio, quizá el sueño se le cumplió y dirige el gabinete de la sombra; pobre Castillo ni enterado debe estar”.
Refiriéndose a la pelea electrónica entre Cerrón y los seguidores de la llamada ‘ñusta cusqueña’ Richard Arce escribió “Se están sacando los trapitos sucios al aire los ‘cangrejos’ del mismo pozo. Aunque en realidad ambos son rastreros. ¡Como si no los conociera!”, apuntó.
El grueso de los comentarios fue muy crítico “a esa izquierda que encabeza Verónika Mendoza”, de “esencia oportunista como la alianza que estableció por algunas semanas con el hoy preso por corrupto, Gregorio Santos, el mismo Vladimir Cerrón, y su grupo de seguidores, entre Marco Arana, Marisa Glave, Irina Huilca, David Tejada  y el sector de la llamada “Chalina verde”, de Susana Villarán.

“Los comunistas cavan su propia tumba”.

 

Una usuaria del tuit que escribe bajo el nombre de Rebeca, dijo “Una lástima. La izquierda peruana parece una jauría de hienas tratando de apoderarse del poder pero a la mala. Esperemos que los peruanos que confiaron en ellos, se den cuenta que fueron estafados”.
Tenemos que agradecer a Pedro Castillo que por su ineptitud, ignorancia y ansias de poder toda la izquierda peruana ha quedado descubierta, lo dijimos tiempo atrás a la izquierda solo le interesa vivir parasitariamente del Estado. El socialismo está cavando su tumba en el Perú

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.