GONZALES POSADA: CANCILLERÍA SERÁ RESPONSABLE SI MUERE DE LA SOTTA

Han pasado cuatro años desde que el capitán de navío, Luis Humberto de la Sotta (nacionalizado venezolano) fuera detenido por el gobierno de Nicolás Maduro acusado de conspiración contra ese régimen. La tortura de la que es víctima es tan grave y salvaje, que ha sido registrada por la propia ONU. Hoy sus familiares claman que el cónsul de Perú en Venezuela tramite su inmediato traslado a un nosocomio debido a su grave estado de salud; pero la cancillería guarda absoluto silencio.

Por ello el excanciller de la República, Luis Gonzales Posada, volvió a levantar hoy su voz de protesta reclamando un trato humanitario para de la Sotta; y la inmediata intervención del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, a fin de permitir que el oficial reciba la atención médica que requiere con urgencia.

En declaraciones a Güik, dijo que el silencio de la Cancillería con relación a este caso, se mantiene, pese a que los familiares del oficial y la propia Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, han pedido que se autorice al cónsul peruano en Caracas para que lo visite, verifique su estado de salud y lo traslade a un nosocomio.

Gonzales Posada indicó que, inclusive, algunos de sus familiares ya se han entrevistado con el referido funcionario para formularle personalmente el pedido de ayuda para de la Sotta. Sin embargo su respuesta dejó atónitos a los solicitantes: no se puede hacer nada porque no hay autorización de la Cancillería.

“Hace cuatro años que permanece en las mazmorras de la carceleta del servicio de inteligencia bolivariano. Él fue detenido acusado de complotar contra Maduro, fue esposado, encapuchado. Lo golpean y le ponen bolsas de plástico con gas lacrimógeno cubriéndole la cabeza para que sienta la sensación de ahogo”, refirió el excanciller.

En ese sentido indicó que el oficial se encuentra en riesgo de muerte pese a tener una medida cautelar y, además, su caso se encuentra registrado en el capítulo de tortura de las Naciones Unidas. “Pero la Cancillería no se mueve y tendrá responsabilidad si algo le sucede a de la Sotta”, dijo.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.