CONMEMORAN EN LIMA ‘DÍA DE ÁFRICA’

Marruecos fue el invitado estrella para celebrar el Día de África en el Museo Nacional Afroperuano, que lo organizó por primera vez la Comisión de Relaciones Exteriores, presidida por Ernesto Bustamante Donayre.

Marruecos y Perú pueden ser los socios que permitirían un mayor acercamiento transatlántico

El legislador se refirió al citado continente como cuna de la civilización, además de destacar el vital aporte de Marruecos al desarrollo, la importancia de África en el concierto internacional y la gran contribución del elemento africano al desarrollo y progreso del Perú.
Bustamante subrayó la amistad entre el Perú y Marruecos, y el papel valioso de este país como puente con África y con el mundo árabe. Informó que, de ahora en adelante, el Congreso celebrará el Día de África todos los años.
África está conformado por 54 países, con más de 1.200 millones de habitantes y más de 2000 lenguas y la mayoría de su población es muy joven. El Día de África se conmemora el 25 de mayo, fecha en que se fundó en 1963 la Organización para la Unidad Africana, hoy Unión Africana, cuyo objetivo es promover la unidad y la solidaridad de los Estados miembros y fomentar la cooperación internacional, así como la construcción de una África unida, prospera y estable.
El secretario general de la ONU, António Guterres, en un menaje dijo que África proporciona un “hogar para la esperanza”, y es una “enorme promesa y potencial diverso y dinámico”
En horas de la noche, el embajador de Marruecos, Amín Chaoudri realizó una recepción por tan magna fecha, a la que acudieron la presidenta del Congreso Maricarmen Alva, los integrantes de la Liga de Amistad Perú-Marruecos, presidida por el parlamentario Enrique Bustamante; el Cuerpo Diplomático y personalidades del mundo cultural, político, periodístico y dirigentes de asociaciones afro peruanas.
En el discurso central el embajador Chaoudri señaló que “los continentes de África y de Latinoamérica disponen de un enorme potencial tanto económico como humano. Por ello, en este contexto mundial pospandémico, globalizado e interdependiente, la consolidación de la cooperación entre ambos continentes debe estar en el centro de nuestras preocupaciones”.
Lamentablemente -agregó- los intercambios económicos y comerciales entre nuestros continentes quedan muy por debajo de dicho potencial, sin embargo, al estar conscientes de ello, debemos trabajar conjuntamente y con la voluntad política necesaria para reforzar aún más las relaciones que nos unen especialmente en la nueva coyuntura que vivimos.
De otro lado, el embajador Chaoudri afirmó que “Más allá de los lazos históricos y culturales que los unen, las dos regiones pueden mostrar que la cooperación Sur-Sur puede ser una herramienta muy significante para su desarrollo.”

De hecho, los bloques regionales africano y latinoamericano pueden jugar un papel fundamental, particularmente, con el liderazgo de Marruecos, que es miembro observador de la CAN, entre otros organismos regionales, y del Perú, miembro observador de la Unión Africana.
Para fomentar esta integración interregional y consolidar la cooperación Sur-Sur, el diplomático destacó el Foro Parlamentario de África, Latinoamérica y el Caribe “Afrolac”, que fue creado en noviembre de 2019 en la capital de Marruecos, por diversos entes legislativos cómo la Cámara de Consejeros de Marruecos, Parlamento Andino, Parlatino, Parlamento Panafricano, entre otros.
“Este organismo interregional innovador -detalla Chaoudri- tiene como objetivo el abogar y hacer escuchar la voz de los pueblos de África y de América Latina, en lo relativo a las cuestiones de paz, justicia social, desarrollo sostenible, justicia climática, gobernanza democrática mundial y, primacía de la ley y de los Derechos Humanos”.
En este este marco, el representante del Rey de Marruecos insistió que su país “puede ser para el Perú un gran socio estratégico y una verdadera puerta de entrada hacia África y Medio Oriente y el Perú para nosotros una puerta de entrada hacia el continente latinoamericano y sobre todo la región andina. Marruecos y Perú pueden ser los socios que permitirían un mayor acercamiento transatlántico”.
En otro momento, Chaoudri se refirió a política africana de su país, que es una de las prioridades estratégicas, fundamentadas en la filiación geográfica de Marruecos y en su historia milenaria de más de 12 siglos “que ha moldeado su identidad y su cultura, pero también se ha visto reforzada por su vocación como polo de estabilidad, desarrollo regional y de influencia cultural y civilizatoria, de acuerdo a la visión del Rey Mohammed VI, que sitúa al ciudadano africano en el centro de sus preocupaciones y promueve las dimensiones de la paz, la seguridad y el desarrollo para el surgimiento de un África fuerte, unida y segura”.

“Más allá de los lazos históricos y culturales que los unen, las dos regiones pueden mostrar que la cooperación Sur-Sur puede ser una herramienta muy significante para su desarrollo.

Recordó que, en dos décadas, su país firmó más de 1,000 acuerdos de cooperación con 28 países africanos, en áreas como educación, sanidad, y la formación en infraestructuras y la agricultura.
Por otra parte, el diplomático marroquí se refirió a que su nación goza de un fuerte apoyo de la mayoría de los países africanos, quienes, de manera clara y sin ambigüedades, manifiestan sus posiciones constantes de apoyo a la iniciativa de autonomía propuesta en 2007 para resolver el conflicto artificial sobre el Sahara marroquí.
Inclusive 24 países de África han decidido en los últimos años abrir sus representaciones diplomáticas en las ciudades del Sáhara El Aaiún y Dajla.
“Dos tercios de los países del continente africano no reconocen a la seudo república ni a los mercenarios separatistas del frente polisario, cuyos dirigentes acaban de llamar hace unos días, desde el suelo argelino y de manera abierta, a perpetrar actos terroristas contra ciudades de Marruecos, revelando así su verdadero rostro y su carácter criminal y terrorista. Esto, viene confirmando que el separatismo y el terrorismo son dos caras de una misma moneda.”
Para África, uno de los grandes retos de la actualidad es la paz y seguridad. África, es uno de los continentes con más países en conflicto activo. Por ello, uno de los temas primordiales de la política exterior marroquí es el mantenimiento de la paz, la estabilidad y la seguridad, particularmente en el Sahel y en el Magreb, donde no puede haber lugar para Estados fallidos, ni estancamiento de posiciones o soluciones obsoletas a diferendos regionales de otras épocas que frenan el desarrollo y el bienestar del conjunto de las poblaciones de esta región”, finalizó.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.