MATAN EN ATENTADO A DIRECTOR DE CÁRCEL DE ECUADOR

El director de la mayor cárcel de Quito, reciente escenario de una masacre entre presos que se disputan el control del narcotráfico, murió este jueves en un atentado en Quito, informó el SNAI, a cargo de las prisiones.

se produjo pocos días después de que la Policía y las autoridades penitenciarias intervinieran la cárcel de El Inca para trasladar a la cárcel de máxima seguridad de La Roca al recluso Jonathan Bermúdez, identificado como cabecilla de la banda “Los Lobos”

El asesinato del coronel (r) Santiago Loza quien desde el 9 de noviembre se desempeñaba como director de la principal prisión de Quito, fue confirmado por la Policía Nacional y por el servicio nacional penitenciario (SNAI), el órgano estatal encargado del control y la custodia de las cárceles.
El atentado ocurrió en torno a las 8.30 hora local (13.30 GMT) y, según las primeras declaraciones de testigos reportadas por la Policía, los presuntos sicarios llevaban cascos negros y dispararon contra la ventana delantera izquierda del vehículo que conducía Loza.
La muerte se produjo pocos días después de que la Policía y las autoridades penitenciarias intervinieran la cárcel de El Inca para trasladar a la cárcel de máxima seguridad de La Roca al recluso Jonathan Bermúdez, identificado como cabecilla de la banda “Los Lobos” y como culpable de las últimas masacres de presos en ese centro carcelario.
Grave crisis carcelaria: levantamientos, asesinatos, enfrentamientos armados
La cárcel de El Inca fue escenario de dos matanzas en noviembre con un total de 15 muertos, una el día 7 cuando fueron asesinados cinco reos y otra el día 18, con diez víctimas mortales, supuestamente en represalia al traslado de Bermudez, que se había producido horas antes.
Ecuador vive una grave crisis carcelaria con un enconado enfrentamiento entre bandas criminales rivales que se disputan el control interno de los centros carcelarios, lo que ha dejado más de 450 presos asesinados desde 2020 y más de 100 sólo en este año 2022.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *