CREDICORP: PERÚ CRECERÍA 2.8% EN 2023 CON INFLACIÓN DE 3.8%

El producto bruto interno (PBI) del país crecería 2.3% en el 2023 y la inflación se situaría en 3.8% el próximo año, pronosticó el managing director regional de renta fija, monedas y crédito de Credicorp Capital, Alfredo Béjar.

 

la inflación cerraría el presente año en 7.9% y el próximo año se posicionaría en 3.8%

El PBI peruano crecería cerca de 2.8% este año, pero se desaceleraría a 2.3% en el 2023, debido a un menor crecimiento global, un menor precio del cobre y el desvanecimiento del efecto rebote post covid-19, que se limitaría ahora básicamente al sector de turismo receptivo internacional, proyectó.
El PBI peruano crecería cerca de 2.8% este año, pero se desaceleraría a 2.3% en el 2023, debido a un menor crecimiento global, un menor precio del cobre y el desvanecimiento del efecto rebote post covid-19, que se limitaría ahora básicamente al sector de turismo receptivo internacional, proyectó.
“También debido a una inflación acumulada entre el 2021 y 2023 cercana al 20%, que erosiona los ingresos reales de los hogares, una política monetaria restrictiva y la caída de la inversión pública en el primer año de nuevas autoridades subnacionales”, agregó.
En tanto que la inflación cerraría el presente año en 7.9% y el próximo año se posicionaría en 3.8%, estimó en conferencia de prensa. 
En Latinoamérica, hay expectativas de una caída de tasas hacia el próximo año, mientras que en Estados Unidos (EE.UU.) y Europa ello no existe, pues ambas están un ciclo contractivo y rezagadas en control inflacionario, dijo.
“En las economías latinoamericanas ya se espera haber llegado a sus máximos de tasas de referencia”, destacó.
Los spreads (diferenciales de tasas de interés) de los instrumentos de renta fija (bonos) han subido en lo que va del año y los papeles corporativos de la región se han incrementado en 130 puntos básicos, un poco por debajo de los títulos de deuda americanos que han aumentado en 180 puntos básicos sobre el bono soberano referente, anotó.
“Podríamos decir que las valoraciones de Latinoamérica parecen menos atractivas que las del crédito estadounidense, pero creemos que los fundamentos corporativos más sólidos de nuestra región respaldan el mejor rendimiento de este año”, destacó.
El rendimiento promedio del CEMBI Latinaomérica está alrededor de 8.7%, muy por encima del promedio de 10 años de 5.4% y los niveles de entrada parecen muy atractivos, destacó.
Las tasas de incumplimiento esperadas en la región se mantienen relativamente bajo (alrededor de 3%), lo que hace que estos rendimientos sean aún más atractivos, añadió.

 

Tasa directriz
En la última reunión de política monetaria, el Banco Central de Reserva (BCR) elevó la tasa de referencia en 25 puntos básicos por tercera reunión consecutiva hasta un nuevo pico histórico de 7.25%, señaló.
A diferencia de comunicados anteriores, la autoridad monetaria añadió que las expectativas de inflación para 2023 se ubican en 4.19%, también por encima del límite superior del rango meta (3%), refirió.
En ese sentido, el BCR aún no habría cerrado su ciclo alcista de tasa y podría evaluar un aumento adicional de 25 puntos básicos en su reunión del 7 de diciembre, previó.
En el 2023, la autoridad monetaria podría recortar su tasa en torno a 200 puntos básicos, probablemente desde el segundo semestre, siempre y cuando la Reserva Federal de los EE.UU. (FED) concluya su ciclo alcista de tasa y el tipo de cambio se mantenga anclado, dijo.
También siempre y cuando se inicie un descenso de la inflación subyacente (hoy en máximos de 22 años) y las expectativas de inflación para el 2024 se ubiquen en torno al límite superior del rango meta (actualmente en 3% según analistas económicos y en 3.50% en el caso de analistas del sistema financiero), añadió.
Deuda peruana
A continuación, señaló que las expectativas de más emisiones por parte del Ministerio de Economía y Finanzas con respecto a la gestión de pasivos del gobierno mantienen la curva empinada.
La subida de tasas del Tesoro americano también ha influido en gran manera para el actual estado de los bonos peruanos, mencionó.
Las tasas de los bonos soberanos peruanos al 2026 y 2032, por ejemplo, se ubicaron en 6.9% y 7.9% a noviembre 2022 respectivamente frente a los 4.9% y 6% de noviembre del 2021 respectivamente, destacó.
Se espera que los costos de financiamiento de estos bonos soberanos 2026 y 2032 puedan alcanzar 100 puntos básicos menos al cierre del 2023, considerando que dependen del contexto e inflación peruana, pronosticó.
También manifestó que las emisiones primarias de bonos corporativos han disminuido desde el inicio de la pandemia del covid-19, concentrándose el mercado en emisiones cortas dirigidas a los fondos 0 de las administradoras de fondos de pensiones (AFP).
La capacidad de inversión de las AFP se ha reducido por las liberalizaciones anticipadas de fondos pensionarios, por lo que las empresas no tienen la capacidad de conseguir suficientes inversionistas en otros sectores (de inversores) institucionales relevantes en el mercado de capitales, explicó.
La industria de fondos mutuos y de seguros contaron con una capacidad de inversión importante en el 2021, pero este año han tenido salidas y pérdidas de valor en el caso de los primeros a consecuencia de las caídas de la bolsa y las subidas de las tasas de interés, dijo. “Entonces su capacidad de inversión fue mermada en el 2022”, agregó.
Sin embargo, hay emisiones primarias que se vienen y se espera puedan ser similares a las del año pasado, concluyó.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *